Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2018

Quiero que sepas quién soy

Siempre que vuelvo, no termino de estar. Tengo la cabeza ocupada en otros lugares mágicos por donde pasé y quisiera volver. Pero cuando me voy, y estoy allá, pienso en el acá. ¡Cuánto me gustaría volver! Por ende, nunca estoy acá ni allá. ¿Dónde estoy? ¡Oh, dónde! La mayoría de mis chicos son libres; son libres porque aman lo que eso conlleva. Yo no amo la libertad por lo que es sino por todo lo que podría ser. Soy una niña perdida que nunca aterrizó en el país del Nunca Jamás. Me dicen que corra, yo vuelo. Me dicen que vuelva, yo me voy. ¿Qué de hacer con la desesperación que me asfixia? Y no me aman, solo detestan que sea libre; Cuánto quisiera decirles que estoy cansada de huir; Que todos esos personajes que aparecen en los libros son ficticios. Ah, si alguien me hubiera avisado… cuán distinto sería ahora. Y la mayoría de mis chicos son libres pero yo no soy como la mayoría.

El todo y la nada

Nos angustia el todo y la nada.
Lo abierto y lo cerrado.
No creo que angustie tanto decidir, sino la responsabilidad
de la decisión, y sus consecuencias.
SER para la muerte (Heidegger).
La angustia es improductiva.
Heidegger: El ser y el tiempo.

La maquinaria bélica de las mentes amaestradas
viene arrasando con nuestra voz,
deberemos callar
o aprender a hablar,
deberemos aprender a ser algo mejor
que un voto imparcial,
o la angustia -aquel todo, aquella nada-
se encargará de decidir por nosotros.

Energúmenos caprichosos
de la nada misma,
bienvenido al vacío espiritual
de la mejor época de nuestras vidas.
Zayanara, al principio solo eras el reemplazo circunstancial para olvidarme de Mariquita pero ahora necesito otra persona para olvidarte pero temo que luego esa persona se vuelva tan importante que me duela. Estoy cansada de que todas estas personas sean importantes pero yo nunca sea importante para ellas. Estoy cansada de recrear el espacio del amor donde no lo hay.

Estoy escuchando tu voz donde respondes preguntas pero no satisface que la pregunta no sea yo, que no me hables directamente a mí, le hablas a todos, a la cámara, a la nada, al bolígrafo, al espacio, a todo aquel que desee escucharte pero no me hablas a mí; y mientras tanto yo te estoy hablando, demasiado quizás, conversaciones que no tienen respuesta, fantasmas que se visten como tú y que gesticulan igual, que revolean los ojos, que juntan las manos nerviosamente, fantasmas que creen conocerte mejor pero la realidad es que ellos no son tú, y tú no eres ellos. Y yo no estoy en el medio..., nunca. 
Te hago preguntas que no t…

¿Qué significa el género? ¿Qué significa ser mujer u hombre?

Lo prometido es deuda. Aquí les traigo mi reflexión respecto al género.
¿Qué significa el género? ¿Qué significa ser mujer u hombre? Y otras preguntas que no vienen al caso, ¿o sí?
Leo muchas definiciones al respecto, y también me pregunto ¿Acaso la clasificación y el encasillamiento le hace bien a alguien? Como persona que pone en práctica diariamente el sentido poético de la vida, me importan más los sentimientos que las definiciones. Y con esto no quiero decir que estoy invalidando lo que siente el otro. No entender tampoco quiere decir invalidar. Intento poner en palabras lo que siento pero me supera. Quizás si pudiese ordenarlo podría definirme. Quizás…, ya lo he intentado sin éxito. No puedo definirme, sólo puedo afirmar las cosas que me gustan en este mismo momento. Tampoco sé quién seré o cómo, en un futuro. Sé que tengo muy baja tolerancia a la discriminación, y que mi vara de valores éticos y morales es muy alta. También sé respetar incluso cuando desconozco. Y esto debería …

Cuestionándome

foto sacada en Bélgica
Cargo con un fantasma en el interior, cargo con un silencio que me dice que no, cargo con demasiados descansos que se confunden con una grave depresión, me tomo un respiro pero quizá me esté tomando diez años; quizá no sea este el paisaje que veré pasar ante mis huesos, quizá no sea aquella la salida a la que me lleven tus ojos;
de una forma u otra los días se suceden, y yo sigo estancada.
Y ahora comienzo a hablar de ti, no quiero pensarte cuando la ausencia se va haciendo cada vez más presente, me desfiguro entre recuerdos, exhalo el humo de la despedida y detrás de todo prevalece el silencio.