Ir al contenido principal

A M. King, parte II


Me da miedo pensarla,
porque yo la conocí
y dije, ¡qué locura!

Y ahora vuelvo el tiempo atrás,
como una ráfaga que me atraviesa,
o un relámpago que me besa;
una imagen muda,
y luego sigue su mirada.
Estaba perdida,
y yo la negué.
¿Qué clase de existencia se solventa
en la indiferencia, en el olvido?

A veces creo que podría salvarte,
¿puedo retener tu locura?,
encerrarte en mi centro
hasta asfixiar la respiración…;
mis dedos hacen la paz
cuando toco aquel cuerpo
mustio y desgastado.
¿Puedo tocar tu locura,
y penetrar en el abismo insalvable
de tu sexo?
¿puedo leerte sin sentirme
asquerosamente muerta?

Debí haber abrazado el fuego
cuando aún llovía;
debí haber vomitado
antes de vaciarme;
debí haberte hablado
cuando aún el pájaro no era cenizas,
y la palabra vivía.



Comentarios

  1. Precioso, muy muy bonito...Tiene mucha fuerza y significado lo que has escrito. Qué poder tan atrayente puede tener la locura y más cuando se mezcla con sentimientos! Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Me gusta como escribes casi sublime

    ResponderEliminar
  3. ardid: gracias. La locura, aún cuando yo misma la he padecido, sigue siendo un misterio para mí
    Recomenzar: muchas gracias :)

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

We live in a rainbow of chaos

Entradas populares de este blog

Alejandra Pizarnik, ensayo

Ayer estuve en la radio "Industria Argentina" Hablando sobre Alejandra Pizarnik, lejos mi poetiza favorita. Les dejo a continuación el ensayo que escribí sobre ella.

Alejandra Pizarnik: Diarios
“Decir que me abandonaste sería muy injusto; pero que me abandonaron, y a veces me abandonaron terriblemente, es cierto”. Kafka

A través del recorrido por sus diarios que fueron publicados en el 2003, intentaré descubrir una faceta de la poeta, para poder entender mejor sus poemas y su modo de sufrir, que la persiguió durante toda su vida. Quiero invitar al lector, que a través de estas páginas, haga su propio descubrimiento. Claro que yo la estoy leyendo bajo mi punto de vista y mis circunstancias; cada uno desarrollará una propia versión de estos diarios. Podrán o no gustarles su trabajo pero para mí es imprescindible incluirla en estos esbozos de pensamientos puesto que Pizarnik fue una gran influencia para mí, y lo será siempre. Nunca morirá mientras la reviva, ya sea pensando en al…
Algo realmente libre tiene que poder cuestionar sus impulsos fundamentales, tiene que poder cambiarlos




/quotes Westworld

Entre mapas, viajes y tú

Que me sienta triste hasta morir no significa que tenga que volver a ti. Sí, estoy sola, la mayor parte del tiempo, sí, a veces el dolor se hace insufrible y cuando días oscuros e incomunicables se hacen presente es cuando siento ganas de estar al lado de alguien, quien sea, el primero que pase y me diga: hey, ven aquí, déjame hacerte compañía. Pero luego me lo pienso mejor, y me mantengo fiel a lo que creo, no, no quiero a cualquiera, no, no lo necesito, hay muchas maneras de estar acompañado, por ejemplo, todas las tardes me siento al menos una hora a leer, y déjenme decirles que mientras mis ojos recorren detenidamente las páginas no hay un momento donde me sienta sola. Ahora estoy viajando a Francia, leyendo a Marcel Proust, En busca del tiempo perdido. Todas las tardes tengo una cita entre París y Combray. Entre el protagonista, el señor Swann y Gilberte. Enfrente de la computadora tengo pegado un mapa de Florencia, con algunos escenarios importantes que recorrí en aquel viaje de …

Concursos