Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2017

Somos monstruos

Tengo miedo de tus demonios, otras manos me han querido ya pegar entonces no me siento con fuerzas. No quiero acostarme a tu lado y que me confundas con tus fantasmas. No puedo protegerte. Sólo quiero paz, que el sueño te duerma y que yo esté a salvo.
Pensé que eras normal, ya no estoy tan segura. Y si llegaras a despertar, que tus ojos sepan lo que es verdad. No soy tu enemigo.
Quisiera decir que sólo estamos acá por casualidad pero yo lo elegí... yo te elegí. Nadie me avisó de la  tormenta que hoy podría rabiar, quizá lo sabía pero no hice caso.
Cuando te tengo de frente intento no mirarte porque lo sabrías, te darías cuenta; y hoy te observaba de perfil y me pareciste más hermosa que nunca. Tus manos huesudas y delgadas, las venas que se traslucían, tu cuello… ¿Crees que es posible enamorarse de un cuello?
They really are once in a  generation {the sparks that started the fire}



El arte es una mierda, se crea desde la mierda del más mísero sentimiento. No se supone que te hace sentir bien en el mismísimo momento en el que estás creando porque duele, porque sentís que te arranca un pedazo de tu propia carne; la sangre discurre por entre la hoja, la bautiza y ahora ese pedazo de mierda es tu hijo bastardo. El que quizá nunca deseaste engendrar pero ahora acá lo tenés, es tuyo. Es tu mierda y con ella debes hacer algo. Quizá te atrevas a mostrársela a una persona que tenga buen criterio; tomarás valor, juntarás coraje y esa mierda, de repente, tiene ahora un nombre, lleva tu apellido, no hay modo de desvincularte de tu arte. Pero la verdadera pregunta es: ¿Vos creaste el arte o el arte te creó a vos?
fotos de mi autoría

visual vibes

En mi fantasía estamos solas, pretendiendo trabajar ocupadas en un proyecto. Te digo que te voy a ayudar, de verdad lo intento. Nos miramos un instante prolongado; pienso que es la señal. Me acerco segura de mí misma, de nosotras y del universo. Acerco mis labios a tu boca, lo suficiente para que nuestros alientos se fusionen, y justo cuando te mueves para que las bocas colisionen, me alejo unos centímetros sonriendo. Te miro nuevamente, estoy excitada pero no tanto como lo estás vos. Mis labios se posan sobre tu cuello, los muevo con lentitud permitiendo que la lengua se abra paso en el caudal inmenso de tu piel –tu sexo es una cascada y mis manos están listas. Vos estirás el cuello hacia atrás, y yo aprovecho para que una de mis manos rodee tu cintura, la otra se abre paso por entre la ropa, descienden hasta la boca del estómago deslizando la remera hacia afuera. He conquistado un nuevo espacio: el tronco superior. Te tengo, querida… mis dedos trepan por debajo de la remera y mis la…

Qué es la locura

Hace poco cumplí 26 años. Todavía me cuesta creer que haya llegado a los 26. Si le hubiesen preguntado a mi yo de hace 5 años atrás les diría que el futuro está equivocado, que no llegaré. Pero yo nunca estuve loca, sólo rota y terriblemente vacía. Alguna gente creerá que intentar matarse es la locura en sí misma, en su máxima expresión, mas no comprenden ni jamás lo harán por qué razones uno podría llegar a buscar la muerte. Desafortunadamente el deseo momentáneo no condice con el deseo posterior. El deseo se encuentra en un cambio constante. Uno puede desear morir en un momento determinado de su vida, y aunque sólo vea oscuridad y angustia, las cosas se arreglan con el tiempo, de alguna manera.   Desafortunadamente algunas personas mueren con un solo intento, sin la chance real de volver a sentirse vivo y estable. Sólo basta un intento negativo y propulso a la destrucción para dejar de existir. ¿Acaso esto es la locura? Locura es existir, y vivir bajo este acuerdo de sociedad y cult…

Easy go, easy down

Soy una pileta vacía; y vos podés elegir tirarte en ella. También podes elegir lo contrario. Quisiera decirte que cualquiera de las dos opciones está bien, sin embargo no puedo. Soy una posibilidad, que no puede asegurarte mucho, y que quisiera saberse estable. Soy más de lo que puedo expresar.
Ahora me ves, ahora no me ves. Estoy acá, y allá. Cuando trabajes la tierra, cuando leas un libro, cuando escuches música, cuando beses otros labios, cuando mires otros ojos, cuando tomes otras manos, cuando explores otros cuerpos…, allí estaré. Tenme presente. No soy fácil de olvidar.
Al menos lo intento. Prometo intentar. Ahora prometeme vos intentar.
Cuando me ahogue y me deprima, pensaré en vos. Cuando llegue la oscuridad y esté completamente sola, pensaré en vos.
Siempre. Siempre. Siempre.