sábado, 6 de septiembre de 2014

Let's go back to the start...


No quiero saber, no quiero escucharlo, jamás oirás salir esas palabras de mi boca.
Me he acomodado dentro de lo ordinario, incluso ignorante pero es para protegerme de ti. Sé que aunque me aleje físicamente jamás podré olvidarte pero me pregunto si aún recordarás los buenos momentos que pasamos. Si me voy hoy, ¿Me seguirás amando?
Las cosas aquí se pusieron un poco complicadas. Mamá hace, papá dice, hermana casi nunca está y la abuela me cuida desde el Cielo, quizá mi tía esté allí también. 
Pero yo no quiero irme, aún no quiero formar parte de la familia que me espera arriba. Pero sé que cuando uno muere, la gente finalmente empieza a escuchar, a creer incluso. Porque ya no estás y no hay nada que se pueda hacer. ¿Llorar, gritar, patear, golpear? De nada eso sirve pero si te sirve de algo, quiero decirte que aún te pienso.
Me dijiste: Todo lo que oigo es... nada, como una gran inmenso silencio, un vacío que quiere atraparme.
Y yo te respondí: Solo tienes que seguir mis palabras, siempre te guiarán a un buen camino.
Ahora que el tiempo ha pasado, ¿Aún puedes oírme? ¿Aún sigues en buen camino? Si no es así, entonces discúlpame.
Creo que la distancia nunca me ha resultado tan dolorosa.
Porque quizá realmente sí seas la única excepción en mi vida, a pesar de todos estos baches que tuvimos que atravesar, a pesar de que la gente hablará y criticará. Te reto a que me ames aquí, allí, cerca, lejos, aún aunque estemos a centímetros de distancia. Nunca dije que fuera fácil pero ¿Tan difícil es arriesgarse por amor? 
Me estaba preguntando; te abandono por miedo; solo te importa tu persona; dime que me amas; vuelve, por favor... ¿Cuántas más veces tendremos que equivocarnos para volver a encontrarnos? 
Te juro que volveré al comienzo si eso te hace feliz, volveré a encontrarme contigo y sonreírte; tú moverás la cabeza y te morderás el labio, yo continuaré sonriendo. 

- Hola, mi nombre es...
- Mucho gusto
- No lo sé, tengo la sensación de que ya nos hemos visto.
- Quizá -Reirás y seré inmensamente feliz.

Horrible pensar que tu persona valdrá más cuando te hayas ido. Nunca, nunca lo digas por favor porque... No quiero saber, no quiero escucharlo... 

No hay comentarios: