Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2014

Corazón roto

Tener el corazón roto no es siempre canciones tristes a las dos de la mañana. No es siempre tener insomnio porque el dolor te mantiene despierto. A veces sucede un sábado a la mañana cuando intento comer mi cereal favorito y tú cruzas mi mente y de pronto siento esta avalancha de tristeza, pensando en ti y no encontrando nada gracioso nunca más.
A veces es tener un día excelente y recordar que no pudiste disfrutarlo conmigo. A veces es tener buenas noticias y saber que no estarás para escucharlas. A veces es conocer a alguien nuevo y ser tratado de la manera que yo quería que tú me trataras por tanto tiempo, que toda esa ira me consume.

Infor-mal.

Infor-mal.

Cuando leas a un escritor
primero separa el texto de su retrato
busca en entrelineas a la ex –esposa
al amor de adolescencia, a la hija no existente
seguramente en sus versos encuentres sus divorcios
Cuando veas la foto del escritor piensa en Robinsón y su isla
evoca la soledad del campanario de Notre-Dame
o a un policía dormido en su patrulla
si quieres buscar su dirección
búscala en la lista de exiliados en un país lejano
sal corriendo por las calles en busca de un teléfono publico
y pregúntale al operador que si lo conoce
si contesta que no, es que no existe
Cuando quieras ir a su casa
lleva una botella de vino como plato fuerte
un libro de cuentos y dos de poesía
un cobertor y cerillos para prender la hoguera
pregúntale la hora en que cenaran
y quédate en ropa interior mientras el trata de vestirse
el escritor siempre anda desnudo aunque no lo parezca
Cuando llegue el momento de pagar por su trabajo
nunca le des monedas, dale un boleto para irse lejos
o en el mejor de los casos págale con tu …

Let's go back to the start...

No quiero saber, no quiero escucharlo, jamás oirás salir esas palabras de mi boca.
Me he acomodado dentro de lo ordinario, incluso ignorante pero es para protegerme de ti. Sé que aunque me aleje físicamente jamás podré olvidarte pero me pregunto si aún recordarás los buenos momentos que pasamos. Si me voy hoy, ¿Me seguirás amando?
Las cosas aquí se pusieron un poco complicadas. Mamá hace, papá dice, hermana casi nunca está y la abuela me cuida desde el Cielo, quizá mi tía esté allí también. 
Pero yo no quiero irme, aún no quiero formar parte de la familia que me espera arriba. Pero sé que cuando uno muere, la gente finalmente empieza a escuchar, a creer incluso. Porque ya no estás y no hay nada que se pueda hacer. ¿Llorar, gritar, patear, golpear? De nada eso sirve pero si te sirve de algo, quiero decirte que aún te pienso.
Me dijiste: Todo lo que oigo es... nada, como una gran inmenso silencio, un vacío que quiere atraparme.
Y yo te respondí: Solo tienes que seguir mis palabras, siempre t…