viernes, 11 de abril de 2014

¿Decisiones, perseverancia?



¿Qué hace a una persona perseverante? Me estuve preguntando, el otro día. ¿Disciplina, no poner altas expectativas en los proyectos, vivir el día a día y no preocuparse por lo que puede o no suceder? Bueno, es algo contradictorio en ese punto. Si uno es disciplinado, es porque se preocupa en su futuro, ¿Verdad? No lo sé... aún es todo confuso aquí en mi cabeza.
Groucho Marx dijo (nada que ver con el tema anterior, hoy mis pensamientos están dispersos): "Está locamente enamorada de mí y, por eso, ya no entiende nada de nada. Ésta es la razón por la cual está enamorada de mí".
Supongo que puede suceder que cuando uno se enamora con tanta ímpetu, se olviden o descuiden ciertos aspectos... y se llega a un punto donde se está confundido. La única certeza es que amamos y con locura.
Hace tiempo que deseo enamorarme fervientemente, como en esas novelas clásicas Jane Eyre, Orgullo y prejuicio, etc. Pero aquellos amores son idílicos. Apuesto a que las personas que escribieron las historias, tenían el corazón roto y necesitaron enmendarlo de alguna manera.
Un corazón roto es, a veces, el único motor que puede ayudarte a seguir adelante. Se entremezcla el deseo, la ira, la confusión. Pero no hay que dejar que todo ello te paralice. Continuar caminando no siempre equivale a un progreso; porque quizá se camine por simple inercia, con aquella mirada inexpresiva, mecánica, que quiere aullar: ¿A dónde diablos me dirijo? Pero si se camina, se pueden encontrar senderos que conducen a un verdadero objetivo. Difícil es tomar una decisión, más aún cuando te exigís que debe ser "la correcta". ¿Acaso existen decisiones correctas? Lo "incorrecto", se puede transformar en lo "correcto".
Mi opinión personal es que hay dos clases de decisiones: Las esperadas (que apuntan a lo correcto) y las difusas (posibles variantes de confusiones, miedos, riesgos. No es precisamente lo esperado pero sí puede ser "lo correcto").
En fin, necesito distender mi cabeza (aunque parece que en aquellos momentos solo me vienen más preguntas y dudas) y dejarme llevar por el presente y el día a día. Hoy escribiré "x" cantidad de páginas, mañana otras tantas y así hasta terminar la novela. Lo mismo con la lectura.

P.D.: Haruki Murakami, deja de confundirme con tus libros!!!

No hay comentarios: