domingo, 2 de marzo de 2014

Descarga

¿Cómo puede todo esto desvanecerse? No, no quiero hablar. Pero me duele. No te quiero, me equivoqué. Fue solo un beso. ¿Podemos volver a empezar?
Realmente lo siento pero es algo que me supera. No puedo respirar. Quiero llorar. Quiero olvidarme de que alguna vez sucedió pero los meses siguen pasando y vos no estás acá. Ni acá ni allá. Decime, ¿Existe el Cielo? ¿Cómo se siente?
Ayer estaba en el piso número veinte, en la casa de una amiga de mamá, y  pensé en Ponce que se suicidó saltando de un sexto piso.
Miré para abajo, solo se veían las luces de las casas y los edificios. Ninguna señal del suelo. Pensé qué se sentiría arrojarme. Volar por solo un tiempo, antes de estrellarme y morir.
Pero resulta que yo no quiero morirme, pero a veces me siento triste hasta morir, no puedo evitarlo. Y me acuerdo de vos y me pongo a llorar. Sé que no te conocí bien pero duele, maldita sea. DUELE.
¿Qué pérdida no duele? Decime. ¿Eh?
Este no tenía que ser tu final. Y me molesta toda esa gente estúpida que no entiende lo que fue haber vivido con esa enfermedad, y saber que te podías doblar en cualquier momento. Las ganas de salir adelante, a veces, y otras, las ganas de tirarlo todo a la mierda. Yo te entendí pero fue demasiado tarde. No nos diste tiempo... sucedió todo tan rápido.
No te enojes si hay días que no tengo fuerzas, y solo quiero echarme a dormir. Prefiero eso antes que el remedio del dolor físico.
Llegué a un punto en donde no me puedo permitir volver atrás. Un día decís basta, hasta acá llegué y tenés que sostenerlo porque volver atrás significaría perderlo todo. Perderte. Olvidarte lo que es sonreír. Sería morir, nuevamente.
Y yo no quiero eso, ¿Sabes? Elijo la vida.
Te amo por y para siempre, estarás acá en mi corazón.

1 comentario:

Asperger dijo...

Creo que te entiendo, precisamente hoy recordé a una amiga que hizo lo mismo de otra manera hace 7 meses... Y me veo a mi hace 2 años intentando hacer lo mismo y no poder, y 10 años intentándolo lentamente... Pero como dices tú, me llegó el momento de decir basta, jamás volveré a estar así porque me lo prometí a mí

Tenia años de no publicar ni ver tu blog, tal vez no me recuerdes. No importa, ojalá pronto te sientas mejor