domingo, 11 de agosto de 2013

Sucedió pero nunca sucedió. Es como si nunca hubieses estado aquí, haciéndome compañía.
Vete, bien lejos; arrójate lejos de mi cuerpo que ya no te necesito.
Lo siento en mis huesos, que se quiebran como hojas otoñales al pisarlas y hace aquel ruido...
Vivo en un mundo adverso y paralelo. Quiero quedarme quieta pero no puedo; mis manos hacen el recorrido de tu espalda y luego se pierden, arqueándose en tu entramado.
¿Volverás a ser capaz de amar de nuevo, como lo hiciste conmigo?

1 comentario:

Forgotten words dijo...

Yo soy de las que piensan que cada amor es diferente y único... solo espero que pronto encuentres a ese que no solo sea diferente y único, sino que sea sobretodo el tuyo ;)