Ir al contenido principal

The perks of being a wallflower

Charlie: I don't know if I will have the time to write anymore letters because I might be too busy trying to participate. So if this does end up being the last letter I just want you to know that I was in a bad place before I started high school and you helped me. Even if you didn't know what I was talking about or know someone who has gone through it, you made me not feel alone. Because I know there are people who say all these things don't happen. And there are people who forget what it's like to be 16 when they turn 17. I know these will all be stories someday. And our pictures will become old photographs. We'll all become somebody's mom or dad. But right now these moments are not stories. This is happening, I am here and I am looking at her. And she is so beautiful. I can see it. This one moment when you know you're not a sad story. You are alive, and you stand up and see the lights on the buildings and everything that makes you wonder. And you're listening to that song and that drive with the people you love most in this world. And in this moment I swear, we are infinite. 
/
Charlie: No sé si tendré tiempo para escribir más cartas porque quizá esté muy ocupado tratando de participar. Por lo tanto si esta resulta ser la última carta quería que sepas que estaba en una mala situación antes de empezar la secundaria y tú me ayudaste; aunque no supieras de lo que estaba hablando o aunque no conocieras a alguien que hubiera pasado por lo mismo que yo, me hiciste sentir acompañado. Porque yo sé que hay gente que dice que todas estas cosas no suceden. Y hay gente que olvida lo que es tener 16 años cuando cumplen 17. Sé que algún día todo esto serán historias. Y nuestras imágenes se convertirán en fotografías. Todos nos convertiremos en madres y padres de alguien. Pero ahora mismo, estos momentos no son historias. Esto está sucediendo, estoy aquí y la estoy mirando a ella. Y es tan hermosa. Puedo verlo. Este mismo momento cuando sabes que no eres una historia triste. Estás vivo, y te levantas y ves las luces de los edificios y todo lo que te asombra. Y estás escuchando aquella canción y conduciendo con las personas que más amas en el mundo. Y en este momento, lo juro, somos infinitos.


Definitivamente deben ver esta película, es una de las que te deja pensando. La trama parece ser una más entre las películas de adolescentes: Un chico que ingresa a una secundaria, se siente solo, no tiene amigos, todos lo cargan pero ¿Qué sucede? Encuentra a dos personas que logran sacarlo de su mente y ponerlo en la realidad, lo hacen sentir vivo. El año pasado su único amigo se suicidó y tras vivir varios traumas de pequeño, logra ir superándolos. Te muestra que la vida no es fácil, en ningún lado y en ninguna condición. Es como cuando ves a tu artista favorito irse a la ruina y te preguntas el por qué "Lo tenía todo". Dices pero ¿Puedes realmente decir eso? No, la fama no te hace mejor ni te quita tus problemas; a veces te agrega otros: la exposición constante frente a "tus ídolos" y el sentimiento de que les debes tu vida, tu éxito.
Uno de los mejores quotes de la película es cuando Charlie le pregunta al profesor de literatura:
- ¿Por qué yo y todos los que amo eligen a personas que nos tratan como si fuéramos nada?
- Porque aceptamos el amor que creemos que merecemos.
Es tan cierto que me pone la piel de gallina...

Comentarios

Publicar un comentario

We live in a rainbow of chaos

Entradas populares de este blog

Alejandra Pizarnik, ensayo

Ayer estuve en la radio "Industria Argentina" Hablando sobre Alejandra Pizarnik, lejos mi poetiza favorita. Les dejo a continuación el ensayo que escribí sobre ella.

Alejandra Pizarnik: Diarios
“Decir que me abandonaste sería muy injusto; pero que me abandonaron, y a veces me abandonaron terriblemente, es cierto”. Kafka

A través del recorrido por sus diarios que fueron publicados en el 2003, intentaré descubrir una faceta de la poeta, para poder entender mejor sus poemas y su modo de sufrir, que la persiguió durante toda su vida. Quiero invitar al lector, que a través de estas páginas, haga su propio descubrimiento. Claro que yo la estoy leyendo bajo mi punto de vista y mis circunstancias; cada uno desarrollará una propia versión de estos diarios. Podrán o no gustarles su trabajo pero para mí es imprescindible incluirla en estos esbozos de pensamientos puesto que Pizarnik fue una gran influencia para mí, y lo será siempre. Nunca morirá mientras la reviva, ya sea pensando en al…

Las dos caras de dos monedas

Tony, he de recordarte una sola cosa. Los trenes parten bien temprano por la mañana, desaparecen en una estela de vapor, tu boca los imitaba (tu, tum, tu, tu; tu, tum, tu, tu), yo te veía alejarte a la par, tus dedos maquinales, tus ojos rodantes, tus músculos de acero, eran como un gran monstruo asustado. Pero luego lostrenes regresan, nos llevan devuelta a casa. Tú nunca podrías ser un tren, porque nunca regresaste.
Mariquita, he de recordarte una cosa. Basaste tu personaje en el grandilocuente Dios, maestro de las flores y estudiante de la bondad. Dios rodea los centímetros de los tallos que crecen erguidos al sol, posa sus manoplas en la película transparente del océano para besar con sus labios salados la extensión total de la vida. Dios es el amor que depositan los carteros en los buzones, la sonrisa magistral con que recogen la correspondencia los diminutos seres, Dios controla el camino que une el sentido y la razón. Encontraste la forma de escabullir tu esqueleto en los int…

Piensa

Cuando me levanté de la mesa miré ligeramente hacia atrás; no por mucho tiempo, sólo un vistazo. Y luego miré a mi alrededor. ¿Quiénes de todas estas personas se sentarán en la mesa que acabo de dejar? ¿Cuál es su historia? ¿Por qué están acá? ¿Pasarán un buen rato o quizá se reúnan por una despedida? Ciertamente yo no la pasé muy bien. Esperé más de lo que podía darme. A fin de cuentas es un lugar. Los lugares no significan nada. Una mesa, una silla, una cerveza. El símbolo es la persona. Con quiénes estás, por qué están juntos, qué son las cosas que se dicen. Y yo recuerdo haberla imaginado conmigo.

Concursos