Ir al contenido principal

No sé cómo llamar a esto incoherente que escribiré

Cigarrillo tras cigarrillo, mi sien latiendo dolorosamente, dando tumbos contra mi cabeza, esperando un resultado simplista, vacuo, dañino pero que ansío con todo mi corazón.
Bailando de a ratos, necesitando escribir de a otros, con mi sombrero de paja aunque aquí no hay ninguna luz, sólo oscuridad.
Mis diarios (delirios) siempre fueron fragmentos desordenados de mi propia vida. Si los juntara, ¿Lograría armar el rompecabezas que me falta?
Ya que he faltado a mi última sesión de terapia y cada vez que pienso en ello, menos ganas tengo de ir, se me ha ocurrido una forma de ACTUAR mis actos, de "una forma sana".
J. (psicólogo) ha escarbado profundamente, como una carie y ha llegado al nervio donde toca su punto límite y ansío gritar: ¡PARA! ¡PARA! Actuemos antes de hablar.
Creo que esta idea que ronda por mi cabeza podría funcionar: El martes voy a aparecer disfrazada como el personaje de una novela y representarlo.
Sería como que J. le hiciera una sesión de terapia a Virginia Woolf, por ejemplo.
Sería extremadamente raro... y no sé cómo plantear mi idea. Pero sería una forma distinta de actuar mis impulsos. ¡TEATRO! o... ¿Psico-drama?
Lo interesante será seleccionar el personaje y el por qué, cómo éste se relaciona con mi vida.
Proyecto para mantenerme activa en mi terapia (no faltar) y evitar mi necesidad de... dejémoslo ahí.
En este estado de alegría, todo me parece hermoso, incluso las vacaciones que están armando para irnos a Mendonza.
Ahora... ¿Quién seré? Pensé en mi querida Alejandra Pizarnik, cuyo papel me sé de memoria... pero deberé ensayar unas lineas o... ¿Dejar que fluya? Let it be.

No lo sé, seguiré pensando.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alejandra Pizarnik, ensayo

Ayer estuve en la radio "Industria Argentina" Hablando sobre Alejandra Pizarnik, lejos mi poetiza favorita. Les dejo a continuación el ensayo que escribí sobre ella.

Alejandra Pizarnik: Diarios
“Decir que me abandonaste sería muy injusto; pero que me abandonaron, y a veces me abandonaron terriblemente, es cierto”. Kafka

A través del recorrido por sus diarios que fueron publicados en el 2003, intentaré descubrir una faceta de la poeta, para poder entender mejor sus poemas y su modo de sufrir, que la persiguió durante toda su vida. Quiero invitar al lector, que a través de estas páginas, haga su propio descubrimiento. Claro que yo la estoy leyendo bajo mi punto de vista y mis circunstancias; cada uno desarrollará una propia versión de estos diarios. Podrán o no gustarles su trabajo pero para mí es imprescindible incluirla en estos esbozos de pensamientos puesto que Pizarnik fue una gran influencia para mí, y lo será siempre. Nunca morirá mientras la reviva, ya sea pensando en al…
Algo realmente libre tiene que poder cuestionar sus impulsos fundamentales, tiene que poder cambiarlos




/quotes Westworld

Entre mapas, viajes y tú

Que me sienta triste hasta morir no significa que tenga que volver a ti. Sí, estoy sola, la mayor parte del tiempo, sí, a veces el dolor se hace insufrible y cuando días oscuros e incomunicables se hacen presente es cuando siento ganas de estar al lado de alguien, quien sea, el primero que pase y me diga: hey, ven aquí, déjame hacerte compañía. Pero luego me lo pienso mejor, y me mantengo fiel a lo que creo, no, no quiero a cualquiera, no, no lo necesito, hay muchas maneras de estar acompañado, por ejemplo, todas las tardes me siento al menos una hora a leer, y déjenme decirles que mientras mis ojos recorren detenidamente las páginas no hay un momento donde me sienta sola. Ahora estoy viajando a Francia, leyendo a Marcel Proust, En busca del tiempo perdido. Todas las tardes tengo una cita entre París y Combray. Entre el protagonista, el señor Swann y Gilberte. Enfrente de la computadora tengo pegado un mapa de Florencia, con algunos escenarios importantes que recorrí en aquel viaje de …

Concursos