domingo, 14 de octubre de 2012

He empezado una nueva novela. Es la tercera que empiezo pero la única que me gusta el rumbo que toma. Hacer una novela es como tener un hijo. Lleva meses y varias etapas. Algunas donde nos quedamos estancados y otras donde no podemos dejar de escribir, frenéticos y ansiosos

No hay comentarios: