Ir al contenido principal

The Hunger Games

Bueno, por empezar no tengo muchas entradas dirigidas a películas de este estilo o de libros de sagas. Aunque confienso que me terminan atrapando. Harry Potter, Crepúsculo, Los juegos del hambre. No sé qué tienen en común, por qué tanta repercusión en la gente, hasta que se convierte en una masa conjunta, pero al leer la trilogía y ver la película creo que se merece un pequeño espacio en mi blog.
La película acá se estrenó en marzo pero recién la vi hace dos semanas, cuando la compré hace meses fue para mi hermana. No esperaba sacar mucho de esta película, la verdad. Hasta que un día de completo aburrimiento, decidí verla. Quedé totalmente enganchada por la trama, una trama que, a mi parecer, no había sido tan bien retratada en "libros juveniles". Lo cierto, es que el mensaje que queda es para mayor reflexión. La búsqueda del poder, y todo lo que el ser humano puede llegar a hacer para conseguirlo. En la primer película (y primer libro) retrata una historia, futurista, donde América está dividida en 13 distritos; cuando éste último se rebeló, el Capitolio (el centro del poder de Panem) hubo una guerra con millones de muertos y al final el Capitolio hizo desaparecer al distrito 13. Entonces como recordatorio de la bondad del Capitolio por dejarlos vivir y para no repetir esa historia, todos los años se convocan a dos niños de cada distrito (una niña y un niño) entre 12 y 18 años para pelear en un espacio abierto hasta que quede solo un vencedor que es coronado como el ganador de los juegos y recibe tratos especiales.
Pero cuando uno comienza a leer los siguientes libros, se da cuenta que la rebelión está a punto de estallar. Los distritos no quieren seguir viviendo esclavos bajo las órdenes del Capitolio que viven de maravilla, mientras los demás mueren de hambre.
La protagonista Katniss (Jennifer Lawrence, en mi opinión una buena actriz que asciende y ha interpretado buenos papeles) comienza a plantearse quién es realmente el enemigo, porque en esas guerras lo único que sucede es más muertes, destrucciones, hambre, y un nuevo poder que asciende. Pero ¿Es eso realmente el objetivo que quiere ella y muchos otros? ¿Poder? No, ella quiere la libertad. Por eso es la figura de la rebelión, un sinsajo. El pájaro de la libertad, de la paz.
En mi opinión, eso es lo que pasa en los gobiernos, nos matamos por el poder pero nadie piensa en el precio que ello conlleva.
Una buena trilogía con un mensaje de trasfondo que deja mucha para pensar. Si tienen la oportunidad de leerlo, háganlo y un último consejo: Dejen sus mentes libres, cualquier pensamiento al respecto es valioso. No se lo callen.
Esto me lleva un poco, a la última marcha que se produjo el jueves pasado en la Argentina contra el gobierno de Cristina. Millones de voces alzadas proclamando libertad, en todo sentido.
 Si tienen algo para decir y creen que es valioso, no se callen.
(Por cierto, el saludo que hace Katniss, es un viejo saludo de los scouts que signfica: Dios, Patria y Hogar. Y el dedo pulgar que tapa al meñique significa que el mayor, protege al menor)

Comentarios

  1. La marcha contra el gobierno actual no se realizó como pedido de libertal, sino como intento de desbaratar un gobierno constitucional y democrático. Hubiese sido lindo que se haya reclamado por educación, que los reunidos portaran la bandera de las universidades y escuelas públicas, pero no. Tampoco fue un reclamo sobre megaminería o la actual destrucción de pueblos originarios. La protesta fue sencillamente de la clase alta, que se ha enriquecido más que ninguna otra durante estos últimos mandatos kirchneristas, por pequeñeces que solamente los afectan a ellos, el 0.1% del país, el sector más rico y más explotador.

    ResponderEliminar
  2. Yo conozco mucha gente que fue a la marcha y no son para nada ricos -me incluyo, no fui pero estaba a favor y estoy muy lejos de ser rica- igual entiendo tu punto y tiene mucho sentido. Yo lo vi como el símbolo de un reclamo liberal.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

We live in a rainbow of chaos

Entradas populares de este blog

Cierro mis ojos y todo está bien

Ayer empecé de nuevo teatro donde hacía el año pasado. El grupo es totalmente nuevo; tenía la esperanza de que quedara alguien de mi camada pero no. No importa, son muy copados y la pasé bien cuando pude relajarme.
Es cuestión de acostumbrarme al grupo y al teatro de nuevo. Es... hermoso.
Empecé justo donde dejé el año pasado: Tengo que hacer una re-presentación de una canción a elegir.
Cuando volví de teatro intenté dormir algo pero estaba tan exaltada que ya hice la representación y creo (creo) que puede salir algo bueno de esto.
Se va a exponer más adelante (qué nervios!!)
Tengo anotados unos puntos a seguir durante la canción pero luego lo transformaré en un cuento para que pueda subirlo al blog y que me cuenten qué les parece.
Aparte de teatro, mi fin de semana siguió su ritmo habitual.
Mañana: Taller de escritura.
Estoy contenta y espero poder conservar ambos talleres ya que me hacen bien y son realmente un motivo de vida, si se lo podría llamar así.

Alejandra Pizarnik, ensayo

Ayer estuve en la radio "Industria Argentina" Hablando sobre Alejandra Pizarnik, lejos mi poetiza favorita. Les dejo a continuación el ensayo que escribí sobre ella.

Alejandra Pizarnik: Diarios
“Decir que me abandonaste sería muy injusto; pero que me abandonaron, y a veces me abandonaron terriblemente, es cierto”. Kafka

A través del recorrido por sus diarios que fueron publicados en el 2003, intentaré descubrir una faceta de la poeta, para poder entender mejor sus poemas y su modo de sufrir, que la persiguió durante toda su vida. Quiero invitar al lector, que a través de estas páginas, haga su propio descubrimiento. Claro que yo la estoy leyendo bajo mi punto de vista y mis circunstancias; cada uno desarrollará una propia versión de estos diarios. Podrán o no gustarles su trabajo pero para mí es imprescindible incluirla en estos esbozos de pensamientos puesto que Pizarnik fue una gran influencia para mí, y lo será siempre. Nunca morirá mientras la reviva, ya sea pensando en al…

Piensa

Cuando me levanté de la mesa miré ligeramente hacia atrás; no por mucho tiempo, sólo un vistazo. Y luego miré a mi alrededor. ¿Quiénes de todas estas personas se sentarán en la mesa que acabo de dejar? ¿Cuál es su historia? ¿Por qué están acá? ¿Pasarán un buen rato o quizá se reúnan por una despedida? Ciertamente yo no la pasé muy bien. Esperé más de lo que podía darme. A fin de cuentas es un lugar. Los lugares no significan nada. Una mesa, una silla, una cerveza. El símbolo es la persona. Con quiénes estás, por qué están juntos, qué son las cosas que se dicen. Y yo recuerdo haberla imaginado conmigo.

Concursos