miércoles, 27 de junio de 2012

Nowhere boy

Hoy vi esta película sobre la vida de John Lennon, me puso re up. Estoy feliz, acá sola escuchando música vieja y punk viejo, fumando un cigarrillo. De MUY buen humor, por ser un miércoles.
Tuve inglés, y después no hice mucho.
Sentí que debía escribir de esta felicidad momentánea, en un rato cuando llegue la familia se va a ir, lo sé, así que disfruto mientras tanto.
Y mañana lo veo, a J. Ay, no quiero que lea esto, va a pensar que estoy re enamorada. Ni siquiera debería estar escribiendo esto, pero nada, no te agrandés, nada más me gustás. Punto.
(¿Punto?)
Él va a un recital cerquia de casa, lo voy a acompañar un rato, tomaremos una cervecita y hablaremos de literatura. ¿Qué mejor que eso? Con el frío, los dos cuerpos unidos, dándonos calor.
Y al día siguiente, VIERNES, me va a acompañar a la entrega de diplomas de un concurso que gané, donde se van a publicar dos cuentos míos en una antología. Es mucha felicidad junta. Primero, por la publicación y segundo, porque que venga J es muy importante para mí.

No hay comentarios: