Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2012

No siempre el que busca, encuentra

Te miré y me quedé buen rato observando tus rasgos delicados, que aún vos llamas "masculinos". Te pienso, ahora en la soledad de mi habitación, y me desagradan mis pensamientos. ¿Pensarte, tenerte presente, siquiera llegar a quererte vale la pena? No. Es como una pulsión de muerte. Caminos que conducen hacia la nada misma. ¿Qué es la nada? Sos vos, vos vos, y luego, vos. Sin embargo, aquélla necesidad de aferrarme a tu lado subconciente reprimido-si es que existe aquél del que estamos hipotéticamente hablando o quizá, sólo soñando- me hace quedar. Stay, stay, stay -out- ¿Escribirte un par de líneas? Inútil. No puedo pensarte más allá de lo que sos, una criatura. No puedo mirarte bajo el lente de la madurez que aparentás tener porque seguís siendo una criatura para mí. "Cuando vos fuiste, yo fui y volví dos veces". No deseo expresarme con rencor ni mucho menos, sabés que te aprecio y aprecio aquélla inocencia la cual me hubiese gustado gozar. Tener tu edad y actuar acorde…

Live, love, laugh

"Deja tanto tiempo la mirada clavada en el agua que se le saltan las lágrimas. No tenía ganas de llorar, pero cuando le ruedan las lágrimas por la cara se da cuenta de que está muy angustiada. Si se soltara un momento de la amarra que la sostiene dentro de su cáscara de mujer de piedra, podría llorar a los gritos. Pero no quiere, no puede derramarse ahora. Tendrá que encontrar la manera de abrirse pero no llorar; o tal vez llorar pero no romperse. Pero no, preferiría no llorar. Le gustaría poder hablar sin despertar los mecanismos de la lástima. Aunque quizá sea exigirse demasiado".
Raquel Robles - Perder.

Somos tan distintos

Definitivamente no pudiste darme el tiempo y la paciencia. Y yo no puedo darte todo lo que querés, me vas a terminar consumiendo. Me vas a terminar volviendo loca, te dije a lo que vos respondiste: Es probable. Ya está, no hay mucho más para decir, ¿No te parece? Tratando ser todo lo que el otro espera de vos, a veces te perdés en el medio. Es una gran exigencia, intentar encajar en las expectativas ajenas. Más cuando tu mundo gira despacio y si le acelerás un poco el ritmo sentís que se va todo al carajo. ¿Cómo podrías entenderlo, incluso aceptarlo, si hasta incluso es difícil para mí? De todas formas, no te pedí el mundo entero ni que me bajaras todas las estrellas. Te pedí tiempo para que pudiera cambiar, pero ahora me doy cuenta que esas cosas que me pedías que sea, no quiero serlas. No voy a cambiar lo que soy. No puedo ser completamente tuya. ¿Sabés? Yo también me necesito, necesito pensar en mí. No puedo abandonarme a tu suerte, a lo que vos decidas. Me dijiste: Fue lindo, mientras …

En este caos, encuentro seguridad

"Construiste un mundo exacto de acabados tan perfectos, cada cosa calculada en su espacio y a su tiempo, yo que soy un caos completo Las entradas, las salidas, los nombres y las medidas no me caben en los sesos". Ahora comienzo a entender, las responsabilidades y lo que se debe hacer cuando se tiene una pareja. Dije que lo iba a intentar. Quizá no tenga experiencia, quizá no sea del todo lo que quisieras, quizá debería ser más ordenada, quizá debería darte más explicaciones, quizá deberías conocerme. Pero tengo mucho amor para dar, y creo que eso es valioso. Aunque con simple amor, no basta. Las relaciones se construyen con muchas cosas más. Sinceridad. Entrega. Escuchar y hablar cuando sea necesario. Creo que cumplo todos esos requisitos. ¿Me tendrías paciencia, me esperarías? Te lo dije, no soy perfecta -y sé que no estás buscando la perfección porque eso no es correcta o moralmente posible, aunque todos aspiremos a ello alguna que otra vez- pero puedo dar mucho de mí. A veces…

Cat Power - Lived In Bars

Alejarte de acá

Del amor al odio, hay solo un paso. De todas formas, y en estos casos, pienso que el odio no es más que un amor dolido disfrazado de rencor y malas palabras.

¿Me esperarías la vida entera?

Querer hablar y no poder. Plantearte las cosas a la cara, pero no poder porque te tengo a millones de kilómetros de acá. Y si te tuviera acá al lado solo por un momento, ¿Marcaría alguna diferencia? Si después volvés a irte. Te puedo escribir, bien sabés que me encantan las cartas largas y melosas. De nuevo, ¿Va a hacer eso alguna diferencia? En estos últimos días escuché tantas canciones sobre amores a la distancia, que cuanto más les prestaba atención más me di cuenta que la distancia implica un gran esfuerzo. Hacer la fidelidad, la confianza, compartir secretos cuando no podés mirarla a la cara. Y si me siento mal, ¿Quién me va a dar ese abrazo y contacto físico que necesito?, ¿Y yo, cómo voy a protegerte? Me paso largo rato abrazando los últimos momentos reales compartidos, me toco el cuello y todavía siento tus besos. Y tengo palabras y caricias tuyas revoloteando en todo el cuerpo. Me estremezco. Quiero llorar, pero bien sabés que yo no lloro, no puedo. Si llorara, ahora sería por …