Ir al contenido principal

Pensamientos que llevan a Murakami

Terminar de leer Tokio Blues, de Haruki Murakami para ver si me cierra el autor o no, que tan parece estar de moda actualmente. Hay algo que me atrapa de su escritura, aún así algo repetitivo me aburre. Habla –hasta ahora de los dos libros que leí de él- sobre un pozo; la soledad; los
desencuentros amorosos (Amores que terminan o engañan); la muerte; rumiar en
los pensamientos más hondos de la conciencia en su estado puro o inconsciente, para sacar conclusiones a cuestionamientos que son como laberintos y terminan en nuevas preguntas. Pero,
debo admitir, que dentro de todo ese rebuscado procedimiento se encuentra algo de satisfacción en lo que se fabrica. Quizá lo único que se hace es re-descubrir pensamientos que teníamos olvidados o que por alguna razón intentábamos apartar, y sin conseguirlo, salen a flota.
Eso me transmite Murakami; idas y vueltas sobre temas que te queman la cabeza, temas que uno se pasa horas y horas intentando resolver o peor aún, encontrarle una lógica a lo sin-sentido.
Definir (se) la vida; catalogar los procesos: Comienzo, nudo y desenlace, con finales inesperados que nunca resultan como creíamos, como el cuento encaminado dictaba al principio.
Reparar en el dolor y hacer algo con él, transformarlo en materia útil, ya sea como experiencia a futuras narraciones o como herramienta para salir adelante.
Rechazar la mediocridad, la vida que la sociedad te
impone. Intentar destacarse entre la muchedumbre sin que ésta termine por devorarte.
Murakami, todo eso es para mí y pensándolo con profundidad, es mucho, material del bueno digo. Y me siento identificada en cada tema que trata disimulado a través de la fantasía o el aislamiento del protagonista.

Comentarios

Forgotten words ha dicho que…
Tal y como lo has contado suena de lo mas interesante, llama mucho la atención, has encendido mi curiosidad y eso nose que tanto de bueno es jajaja
Catastrophic ha dicho que…
En mi humilde opinión, está bien escribir sobre ciertos temas, y él tiene el talento suficiente para tratarlos como merecen.
Pero la vida no es sólo eso, y un autor que cierra mucho su estilo, tiene carencias. Creo yo.

Un beso.
Sophía ha dicho que…
Primero Muchisimas gracias por el halago en mi blog. y segundo, Amo profundamente a Murakami, cada uno de sus libros me hacen sumergirme en las historias y entender muchas cosas a través de ellas.

Entradas populares de este blog

Are you proud of who I am?

La muerte es la negación lógica de la vida (leo por ahí ) pero ¿Qué es la vida?, ¿Realmente es la muerte una negación o algo que simplemente no podemos evitar?, ¿Qué es lo lógico, acaso no es un parámetro al igual que la normalidad?
Los domingos filosóficos y lluviosos son de lo más lindo para mí aunque termine con dolores de cabeza.
They really are once in a  generation {the sparks that started the fire}



El arte es una mierda, se crea desde la mierda del más mísero sentimiento. No se supone que te hace sentir bien en el mismísimo momento en el que estás creando porque duele, porque sentís que te arranca un pedazo de tu propia carne; la sangre discurre por entre la hoja, la bautiza y ahora ese pedazo de mierda es tu hijo bastardo. El que quizá nunca deseaste engendrar pero ahora acá lo tenés, es tuyo. Es tu mierda y con ella debes hacer algo. Quizá te atrevas a mostrársela a una persona que tenga buen criterio; tomarás valor, juntarás coraje y esa mierda, de repente, tiene ahora un nombre, lleva tu apellido, no hay modo de desvincularte de tu arte. Pero la verdadera pregunta es: ¿Vos creaste el arte o el arte te creó a vos?
fotos de mi autoría

Qué es la locura

Hace poco cumplí 26 años. Todavía me cuesta creer que haya llegado a los 26. Si le hubiesen preguntado a mi yo de hace 5 años atrás les diría que el futuro está equivocado, que no llegaré. Pero yo nunca estuve loca, sólo rota y terriblemente vacía. Alguna gente creerá que intentar matarse es la locura en sí misma, en su máxima expresión, mas no comprenden ni jamás lo harán por qué razones uno podría llegar a buscar la muerte. Desafortunadamente el deseo momentáneo no condice con el deseo posterior. El deseo se encuentra en un cambio constante. Uno puede desear morir en un momento determinado de su vida, y aunque sólo vea oscuridad y angustia, las cosas se arreglan con el tiempo, de alguna manera.   Desafortunadamente algunas personas mueren con un solo intento, sin la chance real de volver a sentirse vivo y estable. Sólo basta un intento negativo y propulso a la destrucción para dejar de existir. ¿Acaso esto es la locura? Locura es existir, y vivir bajo este acuerdo de sociedad y cult…