sábado, 21 de enero de 2012

¡Ahg, vacaciones o Ay vacaciones!

Hoy se fue la amiga de mi hermana, vino a pasar unos días de vacaciones con nosotras. Hueco y vacío de nuevo, entre las tres que quedamos. Se aprecia el intento por sobrevivir y conservar una buena convivencia pero sabemos aunque no nos animemos a decirlo en voz alta, que ansiamos volver a Buenos Aires, a nuestra rutina, a lo viejo cansino y conocido.
Estar acá, es como un gran paréntesis donde se discurren los detalles de lo que podríamos estar haciendo, el tiempo a aprovechar.
Cierta nostalgia y culpa corre a través de la conciencia (porque parece que la atraviesa filosamente).
¿Por qué no puedo disfrutar de esto? De la nada misma, a eso me refiero.
Necesito re-empezar la vida; no obstante acá no puedo hacer nada más que esperar. Acá, hago la normalidad. Vacacionando, paseando, yendo a la playa, me permito pensar en vaguedades. Practico el común denominador de todos los que pasan por acá.
Ya me harté, quiero hacer algo y no tanto pensar en las cosas que haría si...
El tiempo delimita, absorbe las ideas y emociones a veces. Te arrastra hacia la nulidad.
¿Qué se hace cuando todo lo que te queda -o lo que tenés por el momento, mejor dicho- es tiempo congelado?
Le haré honor a la Santa Espera, hasta el martes que viene para acá una amiga mía esta vez, y la familia vuelve a aquélla imitación de lo que realmente significan las vacaciones.
¡Ojo! Quizá cada uno esté haciendo sus vacaciones y soy yo la única que siente que pierde el tiempo.
Soy como un mata-tiempos (¿O sería pasa-tiempos?).

En fin, en Chile se estrenó una película "Locas mujeres" sobre la relación entre la excelente poeta y maestra Gabriela Mistral y su compañera de vida, Doris Dana. Espero que llegue a la Argentina.
¡Muero por verla!

2 comentarios:

PinkTomate. dijo...

Tal vez no has visto cosas allá que otros si ven, por eso no se aburren. ¡Suerte!

Forgotten words dijo...

Si tu quieres puedes hacerlo, asi que al lio y a por ello, seguro que conseguiras ese cambio que tanto deseas ;)