Ir al contenido principal

No quise llamarte idiota ni lastimarte


Lucía, piensa, piensa. Intento bajar la bronca, por ende escribo aunque sea incoherencias-
Mi madre está enojada, no me habla. No, creo que está triste, conozco ese sentimiento pero no puedo ser tu maldita prisionera el resto de la vida. Pensás que somos mierda, no valorás lo que te damos, pensás equivocado. Vieja, yo te amo y aunque las palabras salen duras de mi boca y me cuesta muchas veces expresarlo, ya te he dicho que te amo.
Me cuesta re-hacer mi vida si te tengo ahí, pisándome los talones, no dejándome ir.
¿Por qué es que a las madres les cuesta tanto dejar ir a sus hijos, que vivan su propia vida? ¡Que hagan mierda, si eso es lo que quieren! Alguien dijo, una vez, que a veces la mierda también es arte. Pero yo no voy ni estoy haciendo mierda. Sólo intento hacer mi vida. Creo que ya cumplí con todas tus expectativas: me curé, re-empezaré el colegio, te acompaño y muchas veces me callo la boca para no decirte grandes verdades que no querés escuchar. Por ende, para no lastimarte. (Otras veces, lo reconozco, no puedo. Y te lastimo tanto, que me escupís todo tu dolor como si aquéllo me hiciera cambiar de opinión).
Si de verdad querías hacerme sentir culpable, como una mierda, lo lograste. Ahora me siento egoísta. Quizás lo sea.

¿Saben qué quisiera hacer ahora? Irme de casa, caminar y caminar, fumar un cigarrillo capaz, escuchar mi música y estar en mi mundo. Pero no puedo, porque aún no soy libre de hacer lo que quiero. (¿Qué o quién me retiene?). ¡Estúpido mundo, estúpida mente traicionera! Soy presa. Presa de mis pensamientos. Pero ahora escribo, largo "la mierda" para aliviniar la culpa.
Mamá, mientras, cocina para nosotras. Ella también es presa de sí misma pero no se hace cargo y nos culpa a nosotras (a mi hermana y a mí).
¿Tanto te cagué la vida, vieja, para que me hables así? -¿Así, cómo? Si lo único que me das es amor, aunque a veces tu amor no sea expresado de la manera más correcta o digna-
Yo tengo un poco de vos, sabés, sí. Suelo culpar a los demás y no hacerme responsable de mis actos, me enojo con la vida, porque yo nunca tengo la culpa, ¿No es cierto? Soy tan culpable como vos, como ella, como todos. Pero te digo algo, estoy tratando de hacer un esfuerzo, de verdad lo hago, para hacerme cargo de mi mierda. Mi mierda no es mala, má. Me hace feliz.
Todo lo que ves, todo lo que digo es sólo una imagen... a veces. Lo hago para lastimarte. Acá de nuevo, yo, sintiéndome culpable, haciéndote quedar mal.
¿Cómo saber quién tiene la razón acá, en toda esta absurda discusión?, ¿Importa al fin y al cabo?
Yo sé que intenté ser alguien que no era para satisfacerte, y creo que en el fondo no te importaba, sólo querías verme feliz, pero aún así me esforcé. Forjé un personaje errático, amnésico, frívolo. No era yo. Es difícil construír mi propia persona. Vos debés saber de eso. Creo que todos lo sabemos, que no es fácil ser uno mismo y hacerse responsable. Aceptar lo que se elige: ya sea bueno o malo. Ya sea la mierda o lo lindo.
Todo lo que dije puede ser muy injusto e hiriente. O quizás esté en lo cierto. No lo sé. Estoy molesta, conmigo misma, con mamá, con mi pseudo-libertad (Quisiera ser más libre pero no sé cómo, no sé qué estoy buscando). Pero no lo voy a borrar, voy a publicar la entrada porque debo pensar en ello.

Comentarios

  1. Creo que todos podemos sentirnos identificados con esta entrada, es algo taaaan común.

    Un beso <3

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

We live in a rainbow of chaos

Entradas populares de este blog

Alejandra Pizarnik, ensayo

Ayer estuve en la radio "Industria Argentina" Hablando sobre Alejandra Pizarnik, lejos mi poetiza favorita. Les dejo a continuación el ensayo que escribí sobre ella.

Alejandra Pizarnik: Diarios
“Decir que me abandonaste sería muy injusto; pero que me abandonaron, y a veces me abandonaron terriblemente, es cierto”. Kafka

A través del recorrido por sus diarios que fueron publicados en el 2003, intentaré descubrir una faceta de la poeta, para poder entender mejor sus poemas y su modo de sufrir, que la persiguió durante toda su vida. Quiero invitar al lector, que a través de estas páginas, haga su propio descubrimiento. Claro que yo la estoy leyendo bajo mi punto de vista y mis circunstancias; cada uno desarrollará una propia versión de estos diarios. Podrán o no gustarles su trabajo pero para mí es imprescindible incluirla en estos esbozos de pensamientos puesto que Pizarnik fue una gran influencia para mí, y lo será siempre. Nunca morirá mientras la reviva, ya sea pensando en al…
Algo realmente libre tiene que poder cuestionar sus impulsos fundamentales, tiene que poder cambiarlos




/quotes Westworld

Entre mapas, viajes y tú

Que me sienta triste hasta morir no significa que tenga que volver a ti. Sí, estoy sola, la mayor parte del tiempo, sí, a veces el dolor se hace insufrible y cuando días oscuros e incomunicables se hacen presente es cuando siento ganas de estar al lado de alguien, quien sea, el primero que pase y me diga: hey, ven aquí, déjame hacerte compañía. Pero luego me lo pienso mejor, y me mantengo fiel a lo que creo, no, no quiero a cualquiera, no, no lo necesito, hay muchas maneras de estar acompañado, por ejemplo, todas las tardes me siento al menos una hora a leer, y déjenme decirles que mientras mis ojos recorren detenidamente las páginas no hay un momento donde me sienta sola. Ahora estoy viajando a Francia, leyendo a Marcel Proust, En busca del tiempo perdido. Todas las tardes tengo una cita entre París y Combray. Entre el protagonista, el señor Swann y Gilberte. Enfrente de la computadora tengo pegado un mapa de Florencia, con algunos escenarios importantes que recorrí en aquel viaje de …

Concursos