Ir al contenido principal

Cierre del año y semi-despedida


-Escrito el 24/12-
Mientras ordeno el cuarto porque hoy es Noche Buena y quiero que todo luzca más ordenado, repaso los libros que me compré y los que debo guardar en la biblioteca que me fui creando, con orgullo, y con mi plata.
Me gusta re-leer los títulos y repasar su grosor con la yema de los dedos. De fondo suena el último disco de P.J Harvey. Paz.
Pienso en mi futuro, uno más lejano; la recopilación de mis diarios que llamaré "Ensayos acerca de la vida y la muerte", porque mi vida marca claramente dos etapas furtivas. La pulsión de muerte y luego la que resurgió y logró vencer, LA VIDA.
Vuelvo a echarle una ojeada al cuarto e intento captar todo en estas imágenes mentales, como si mis ojos estuviesen cubiertos por lentes oculares. Voy a estar poco más de 1 mes afuera sin mis libros, mis cuadernos, mis posters, mi habitación en sí. Voy a sobrevivir, claro que sí pero será raro.
Tantas veces que me quejé de estas 4 paredes, de los tediosas que volvían mi vida... ahora las estaré dejando, un poquito, no mucho pero aún así, necesario.
Está bueno de vez en cuando dejar los espacios íntimos para salir al mundo exterior. Aunque esto que está acá también sea mi mundo, y es aquí donde produje mis mejores obras literarias y descubrimientos respecto a libros y música.
Pero debo admitir que por más que yo lo sienta así, la vida no es solo mis libros, mis escritos. La vida es todo. Afuera y adentro.
El centro donde trabajo, el hospial de día, el parque Rivadavia, las ferias americanas, los amigos, los cafés en Starbucks, las librerías, las mateadas, los viajes en colectivos que nunca sabes a donde te llevarán. Y afuera está la sociedad; el hilo conductor hacia mi identidad, mi libertad de elección y de ser.
Existe una ambigüedad, igual de importante, entre el adentro y el afuera. Creo que no debería existir porque todo ello soy yo. ¡Y mucho más!
Sé que muchos no creían en mí, ni yo misma. Sé que a muchos les sorprende verme viva y bien. Sé que a mí también me sorprende.
Estoy agradecida agradecida con la vida, con Él de arriba, con los que me apoyaron -en especial mi madre y mi hermana- y quiero felicitarme, por haberme dado una oportunidad. ¡Cuántas cosas se pueden lograr con tan solo una oportunidad!
Sé que durante mucho tiempo estuve cerrada a la vida, a las personas. Sé que decepcioné y alejé a mucha gente importante. Perdí a dos familiares sin la oportunidad de expresarles verbalmente mi gratitud y amor hacia ellos.
Pero quiero que sepan que ya no seré más aquélla enfermiza y abandónia persona. En eso estuve trabajando todo este tiempo.
No quiero decir, con esto, que jamás volveré a lastimar o a equivocarme. Porque fallar es humano, y eso es lo que soy. Triste o hermosa cualidad, tómenlo como quieran.
Necesito pedirles un favor, a quien sea que me esté leyendo aunque no me conozca, dense la oportunidad de sentirse al menos un poquito mejor que ahora. Dense la oportunidad de conocer la otra faceta de la vida, la humana pero real bella vida.
Existe el dolor y seguirá existiendo, pero también la felicidad.
Me estoy despidiendo, por ahora, nos volveremos a leer.
Cierro la entrada y el año con un recorrido visual y verbal, y todo lo que mi alma expresa es felicidad.
¡2012 allá vamos!

Comentarios

  1. Me ha encantado esta entrada, tan cargada de verdad, de esfuerzos, de agradecimientos, de actitud positiva...me encanta y espero que realmente ahora venga ese esperado y trabajado cambio, te lo mereces :)

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito. Todos nos merecemos una oportunidad de sentirnos mejor. Feliz 2012!

    :)

    ResponderEliminar
  3. Un mes sin leerte? Si tú estás bien haremos el esfuerzo pero...

    Por cierto, esta entrada me ha gustado mucho. En serio.

    ResponderEliminar
  4. A mí también me encantó la entrada. Me gusta esa actitud! Siempre hay luz atrás de las nubes.
    ¡Feliz 2012!

    ResponderEliminar
  5. eres un ser tan especial. qué hermoso saber que la vida se abre paso en vos. conocerte es un privilegio.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

We live in a rainbow of chaos

Entradas populares de este blog

Alejandra Pizarnik, ensayo

Ayer estuve en la radio "Industria Argentina" Hablando sobre Alejandra Pizarnik, lejos mi poetiza favorita. Les dejo a continuación el ensayo que escribí sobre ella.

Alejandra Pizarnik: Diarios
“Decir que me abandonaste sería muy injusto; pero que me abandonaron, y a veces me abandonaron terriblemente, es cierto”. Kafka

A través del recorrido por sus diarios que fueron publicados en el 2003, intentaré descubrir una faceta de la poeta, para poder entender mejor sus poemas y su modo de sufrir, que la persiguió durante toda su vida. Quiero invitar al lector, que a través de estas páginas, haga su propio descubrimiento. Claro que yo la estoy leyendo bajo mi punto de vista y mis circunstancias; cada uno desarrollará una propia versión de estos diarios. Podrán o no gustarles su trabajo pero para mí es imprescindible incluirla en estos esbozos de pensamientos puesto que Pizarnik fue una gran influencia para mí, y lo será siempre. Nunca morirá mientras la reviva, ya sea pensando en al…

Las dos caras de dos monedas

Tony, he de recordarte una sola cosa. Los trenes parten bien temprano por la mañana, desaparecen en una estela de vapor, tu boca los imitaba (tu, tum, tu, tu; tu, tum, tu, tu), yo te veía alejarte a la par, tus dedos maquinales, tus ojos rodantes, tus músculos de acero, eran como un gran monstruo asustado. Pero luego lostrenes regresan, nos llevan devuelta a casa. Tú nunca podrías ser un tren, porque nunca regresaste.
Mariquita, he de recordarte una cosa. Basaste tu personaje en el grandilocuente Dios, maestro de las flores y estudiante de la bondad. Dios rodea los centímetros de los tallos que crecen erguidos al sol, posa sus manoplas en la película transparente del océano para besar con sus labios salados la extensión total de la vida. Dios es el amor que depositan los carteros en los buzones, la sonrisa magistral con que recogen la correspondencia los diminutos seres, Dios controla el camino que une el sentido y la razón. Encontraste la forma de escabullir tu esqueleto en los int…

Piensa

Cuando me levanté de la mesa miré ligeramente hacia atrás; no por mucho tiempo, sólo un vistazo. Y luego miré a mi alrededor. ¿Quiénes de todas estas personas se sentarán en la mesa que acabo de dejar? ¿Cuál es su historia? ¿Por qué están acá? ¿Pasarán un buen rato o quizá se reúnan por una despedida? Ciertamente yo no la pasé muy bien. Esperé más de lo que podía darme. A fin de cuentas es un lugar. Los lugares no significan nada. Una mesa, una silla, una cerveza. El símbolo es la persona. Con quiénes estás, por qué están juntos, qué son las cosas que se dicen. Y yo recuerdo haberla imaginado conmigo.

Concursos