martes, 25 de octubre de 2011

Hablame. Hablame. No me hables. Ocultame. No me lo ocultes. ¿Qué pasó?, ¿Dónde estabas en ese entonces?
¿Cuál de todos mis personajes seré esta vez? Creo que L.A.F. Está bien, al fin y al cabo, aquélla soy yo.
No está mal. No está mal.
La escucho a mi hermana estudiar psiquiatría y me río por dentro, todas esas palabras raras -que algunos llaman enfermedades-, todos esos métodos que proponen.
Pienso: Hay cosas que no tienen cura, o partiendo por la base de que no son enfermedades. Así que déjenlos solos que puedan vivir la vida que quieren, cómo quieran.
Se me parte la cabeza -vos me la partís-, me da vueltas.
Hoy no estoy para escribir algo coherente, solo pienso en vossss. Y en qué mal hace el amor, a veces. (No correspondido, digo)

3 comentarios:

Katua dijo...

Es una mierda, ¿eh?
Solo queda pasar página

Catastrophic dijo...

Yo creo que el amor, aunque sea no correspondido, te aporta algo positivo.

MiLena Lestrange dijo...

Que linda entrada , Me encanto tu blogg.
Espero que me sigas, como yo lo hago contigo.:D