martes, 11 de octubre de 2011

Es bonito, cruel y triste


Cómo se pasa de la vida a aquélla tristeza natural, instinto de falla. Recordar cuánto se avanza de un rincón al otro, cuánto se deja en cada baldoza.
Desconozco las razones, así es que prefiero quedarme en la verdad.
Para tenerme de este modo, entonces no me tengas.
Escuchando: