domingo, 3 de julio de 2011

¿Por qué estás aquí?

Esperando recibir su mensaje; esperando a realizar los próximos movimientos.
Aún me da miedo el cambio a pesar de haber recorrido el camino ya muchas veces aunque no sé si es ya el mismo. Tantas cosas cambiaron en mi vida y siguen cambiando.
La gente me dice que cambié y para mejor, me alientan a seguir, pero ¿Por qué?, ¿Por qué continúa este vacío abismal dentro mío? Como si quisiera tapar todos mis logros y quedarme solo con y en el dolor. Como sea, voy a seguir avanzando porque eso me prometí a mí misma: salir adelante. ¿Por qué estoy aquí? Buena pregunta. Me compré un libro que lleva el título de ¿Por qué estás aquí? No lo relaciono físicamente, sino más por el lado espiritual de la persona, emocional. ¿Por qué estoy aquí?
Basta de fingir esa felicidad irreal, esa fachada para el afuera. Las expectativas de los otros no deben interferir en mis acciones: yo soy yo y seré como pueda y quiera que sea, verdad?
Vuelvo a mirar el celular; no, aún no ha respondido y creo que nunca lo hará. Me quedaré junto a esta soledad, está bien, fui yo quien le dijo que no.
¿A qué le tienes miedo?, ¿De qué sigues siendo culpable?
Calla esta cabeza, estos pensamientos.
Nada cuerdo puede salir hoy de aquí pero esperaré, mañana tal vez estaré mejor y si no es mañana será otro día pero llegará.

2 comentarios:

Forgotten words dijo...

No puedes permitir que tu cuerpo y mente no se acuerde de los buenos momentos y de tus logros, porque eso solo depende de ti :) Sobre lo que los demas quieran, solo tienes que escuchar a las personas que realmente te quieren, aunque escucharlas no sea hacer lo que dicen pero por lo menos saberlo, porque son estas las unicas que van a querer y pueden ayudarte realmente

accidentalmente enamorada dijo...

que facil acostumbrarse a la soledad,es tan comoda...puaff pero muy aburrida, que monotonia!
Pero solo tu lo decides,aunque los demas te lo digan,tienes que decirtelo a ti mismo^^