miércoles, 23 de marzo de 2011

Somebody who gives a damn


Podría soportar vivir una vida sin mí, pero no sin vos.
Estoy acostumbrada a perderme entre la marea, de no encontrarme, de sentir este vacío, este agujero en el estómago pero tu ausencia no sólo complicaría las cosas sino que no me daría una razón para vivir. Verás, hoy en día, aquéllas razones las tengo contadas con los dedos de una sola mano y poco a poco se van acortando.
Me aterraría encontrarme sin vos, me romperías el corazón. Pero sé que es estúpido pedírtelo. Nunca es un buen momento para perder a un ser querido, no es cierto?

Y luego se quitó la máscara que recubría su interior y se halló vacío. Vacío. ¡Qué estúpido sentimiento!
Este es mi corazón sangrando tratando de salvarte. ¿Acaso aquéllo hace alguna diferencia?
Perdona si estoy buscando ayuda, alguien a quien no le importe cuidarme, es solo que la pérdida me aterroriza.
Me rompes el corazón. Me rompes el corazón.

1 comentario:

~PiLi~ dijo...

¿Por qué puedo identificarme con cada palabra?
Pero no es bueno que las razones para vivir sean otras personas. No es bueno depender de los demás. Porque al final de cuentas, vivimos y morimos solos. Tenemos una vida en soledad. Pero a la vez necesitamos del otro.
Sí, ni siquiera las grandes teorías o grandes voces se ponen de acuerdo en eso...