Ir al contenido principal

El diario de Nina

Oscuridad que atraviesa mi cuerpo. Voy hacia una transformación que he evitado porque me asusta no poder controlarme. Que mis manos se manchen de sangre y tiñan los muñecos de mi infancia que aún guardo en la habitación.
Corro por un bosque, los árboles cubren la luz de día entonces todo se torna como si fuera de noche.
En aquéllos momentos es donde sueles aparecer, donde menos te puedo vislumbrar pero más te siento dentro mío. Criatura salvaje que intenté domesticar, que escarba en mis íntimos sentimientos. Me quitas el velo que cubrió toda mi vida y ahora puedo ver con claridad aunque no sé si eso es bueno.
Mi madre reposa en el sillón, puedo oír su respiración como si también fuera mía. ¿Acaso ella podrá verte también? Oculto entre los peluches pretendiendo ser parte de mi inocencia pero yo bien sé que no es así.
Por dentro, solo llevas oscuridad y eres muy hábil.
A veces pienso que me lees los pensamientos o algo así. ¿De dónde has salido y por qué justo ahora cuando más pulcra y obediente necesito ser para mi papel de Reina de los Cisnes?
Es como si tu solo quisieras arruinarlo todo.
No puedes tomar mis vanos intentos por ser perfecta y destruír mis ilusiones. Yo... yo soy más grande que tu. Al menos soy real. Tu, en cambio, eres una fantasía. Sí, eso eres y así te irás pronto.
He tapado todos los espejos de mi casa, a pesar de que a mi madre no le gustó, e intento mirarme lo menos posible. A veces siento como un doble reflejo que me incita a entrar adentro. También me lastima pero eso nadie puede verlo. Entonces trato de tranquilizarme y me repito que estoy solo yo. Lo demás no es real.
¿Cómo puedes hacer que las ilusiones sean tan reales incluso que dudo de mí misma?
Ya te lo he dicho, no te necesito así puedes irte.

---
Hoy me voy de unas mini vacaciones por carnaval a la Costa. Espero pasarla bien, estoy muy emocionada. Hasta el miércoles!

Comentarios

  1. Te echaré de menos! El martes casi seguro voy a ver (pr fin) el cisne negro... que ilusión!
    :)

    ResponderEliminar
  2. wow.. ya verás que sí la pasas bien :)

    besos!!

    ResponderEliminar
  3. wow.. ya verás que sí la pasas bien :)

    besos!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

We live in a rainbow of chaos

Entradas populares de este blog

Alejandra Pizarnik, ensayo

Ayer estuve en la radio "Industria Argentina" Hablando sobre Alejandra Pizarnik, lejos mi poetiza favorita. Les dejo a continuación el ensayo que escribí sobre ella.

Alejandra Pizarnik: Diarios
“Decir que me abandonaste sería muy injusto; pero que me abandonaron, y a veces me abandonaron terriblemente, es cierto”. Kafka

A través del recorrido por sus diarios que fueron publicados en el 2003, intentaré descubrir una faceta de la poeta, para poder entender mejor sus poemas y su modo de sufrir, que la persiguió durante toda su vida. Quiero invitar al lector, que a través de estas páginas, haga su propio descubrimiento. Claro que yo la estoy leyendo bajo mi punto de vista y mis circunstancias; cada uno desarrollará una propia versión de estos diarios. Podrán o no gustarles su trabajo pero para mí es imprescindible incluirla en estos esbozos de pensamientos puesto que Pizarnik fue una gran influencia para mí, y lo será siempre. Nunca morirá mientras la reviva, ya sea pensando en al…
Algo realmente libre tiene que poder cuestionar sus impulsos fundamentales, tiene que poder cambiarlos




/quotes Westworld

Entre mapas, viajes y tú

Que me sienta triste hasta morir no significa que tenga que volver a ti. Sí, estoy sola, la mayor parte del tiempo, sí, a veces el dolor se hace insufrible y cuando días oscuros e incomunicables se hacen presente es cuando siento ganas de estar al lado de alguien, quien sea, el primero que pase y me diga: hey, ven aquí, déjame hacerte compañía. Pero luego me lo pienso mejor, y me mantengo fiel a lo que creo, no, no quiero a cualquiera, no, no lo necesito, hay muchas maneras de estar acompañado, por ejemplo, todas las tardes me siento al menos una hora a leer, y déjenme decirles que mientras mis ojos recorren detenidamente las páginas no hay un momento donde me sienta sola. Ahora estoy viajando a Francia, leyendo a Marcel Proust, En busca del tiempo perdido. Todas las tardes tengo una cita entre París y Combray. Entre el protagonista, el señor Swann y Gilberte. Enfrente de la computadora tengo pegado un mapa de Florencia, con algunos escenarios importantes que recorrí en aquel viaje de …

Concursos