miércoles, 23 de febrero de 2011

I love the unknown


Los días van pasando. Ya 5 desde la catástrofe del viernes y creo que las cosas definitivamente van mejorando... para bien. Recaídas o malos días los tiene cualquiera, el tema es poder seguir adelante. No pretender que no pasó nada porque eso sería demasiado irreal, pero con esperanzas.
Igual mi ánimo camina por una empinada cornisa, demasiado en el límite entre la estabilidad y la inestabilidad. Ya sabes, no se puede jugar a ser Dios pero sí con la adrenalina.
Descubrí que soy algo adicta a ella, me gusta el peligro y meterme en peligro. Me gusta que la gente piense que soy valiente (aunque en el fondo tiemble como un pollito mojado). Esa es mi parte inestable, que no quiere crecer.
Mi parte más madura, podría llamarla la estable, es inteligente, le gusta el conocimiento y la tranquilidad. Quiere resolver masomenos la paz mundial. Já, como si pudiera.
Estaría bueno llegar a un empate entre ambas partes porque ambas me gustan.
Lección que aprendí de esta última semana: Dar segundas oportunidades a las cosas. A veces las primeras impresiones no son tan buenas y suelen asustarnos. Así es que el viernes volveré al taller pero ésta vez con la idea en mente de que no cometeré ninguna imprudencia por más rabia o dolor que sienta. No, señor. Al menos esa no es la Lucía que estoy construyendo.
¿Les conté que saqué todos los papeles y fotos que recubrían la pared de mi habitación? El sábado fue un momento crítico en mi vida. Me sentí fuera de mí misma, sin identidad. Sentí que todo aquéllo que estaba en la pared -como gustos musicales, de películas o personales- no me pertenecían. A partir de ahora quiero construír una nueva "yo". La pared quedó vacía, a excepción de un único cartel que no saqué y lo tengo desde hace años porque me identifica: Es la propaganda de Adidas donde se muestra a una mujer corriendo que dice: Hay días que quiero estar sola. Por eso dejo a todos atrás. Al fondo, un hombre corriendo.
Es tan perfecta que perfectamente encajaría y sería esa mujer.
En fin, hoy tuve un día bueno se podría decir... estable.
Mañana voya a ir a comer comida mexicana con mi hermana y mi acompañante! Muero por probar la comida mexicana.

3 comentarios:

Jordán Crimewave dijo...

Me sentí muy identificado con la parte en que dices que sacas todo de tú habitación porque me paso exactamente lo mismo el año antes pasado y es una sensación extremadamente amarga, el sentir que no eres tú.
Hay un cliché que dice que las primeras impresiones son lo que cuenta, pero yo creo que eso esta totalmente erróneo, creo que las primeras impresiones no sirven de nada, creo que las impresiones posteriores son mucho más importantes, porque te demuestran que la primera no sirvió de nada :).
Animo tú puedes, cuidate :).

▓ Hall ▓ dijo...

yei!! que buen dia :D
eso estuvo muy bien, yo lo intente hace dias y pues ami no me funcionado de la mejor manera pero ojala y ti si, de verdad que mucha suerte con tu nueva TU, me alegro de que hayas decidido empezar de nuevo

... ah y por cierto, espero qeu te haya gustado al comida, yo soy mexicana y la AMO !!! :D

Snow dijo...

la foto me encanta. La entrada es genial. Un beso!