Ir al contenido principal

I love the unknown


Los días van pasando. Ya 5 desde la catástrofe del viernes y creo que las cosas definitivamente van mejorando... para bien. Recaídas o malos días los tiene cualquiera, el tema es poder seguir adelante. No pretender que no pasó nada porque eso sería demasiado irreal, pero con esperanzas.
Igual mi ánimo camina por una empinada cornisa, demasiado en el límite entre la estabilidad y la inestabilidad. Ya sabes, no se puede jugar a ser Dios pero sí con la adrenalina.
Descubrí que soy algo adicta a ella, me gusta el peligro y meterme en peligro. Me gusta que la gente piense que soy valiente (aunque en el fondo tiemble como un pollito mojado). Esa es mi parte inestable, que no quiere crecer.
Mi parte más madura, podría llamarla la estable, es inteligente, le gusta el conocimiento y la tranquilidad. Quiere resolver masomenos la paz mundial. Já, como si pudiera.
Estaría bueno llegar a un empate entre ambas partes porque ambas me gustan.
Lección que aprendí de esta última semana: Dar segundas oportunidades a las cosas. A veces las primeras impresiones no son tan buenas y suelen asustarnos. Así es que el viernes volveré al taller pero ésta vez con la idea en mente de que no cometeré ninguna imprudencia por más rabia o dolor que sienta. No, señor. Al menos esa no es la Lucía que estoy construyendo.
¿Les conté que saqué todos los papeles y fotos que recubrían la pared de mi habitación? El sábado fue un momento crítico en mi vida. Me sentí fuera de mí misma, sin identidad. Sentí que todo aquéllo que estaba en la pared -como gustos musicales, de películas o personales- no me pertenecían. A partir de ahora quiero construír una nueva "yo". La pared quedó vacía, a excepción de un único cartel que no saqué y lo tengo desde hace años porque me identifica: Es la propaganda de Adidas donde se muestra a una mujer corriendo que dice: Hay días que quiero estar sola. Por eso dejo a todos atrás. Al fondo, un hombre corriendo.
Es tan perfecta que perfectamente encajaría y sería esa mujer.
En fin, hoy tuve un día bueno se podría decir... estable.
Mañana voya a ir a comer comida mexicana con mi hermana y mi acompañante! Muero por probar la comida mexicana.

Comentarios

  1. Me sentí muy identificado con la parte en que dices que sacas todo de tú habitación porque me paso exactamente lo mismo el año antes pasado y es una sensación extremadamente amarga, el sentir que no eres tú.
    Hay un cliché que dice que las primeras impresiones son lo que cuenta, pero yo creo que eso esta totalmente erróneo, creo que las primeras impresiones no sirven de nada, creo que las impresiones posteriores son mucho más importantes, porque te demuestran que la primera no sirvió de nada :).
    Animo tú puedes, cuidate :).

    ResponderEliminar
  2. yei!! que buen dia :D
    eso estuvo muy bien, yo lo intente hace dias y pues ami no me funcionado de la mejor manera pero ojala y ti si, de verdad que mucha suerte con tu nueva TU, me alegro de que hayas decidido empezar de nuevo

    ... ah y por cierto, espero qeu te haya gustado al comida, yo soy mexicana y la AMO !!! :D

    ResponderEliminar
  3. la foto me encanta. La entrada es genial. Un beso!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

We live in a rainbow of chaos

Entradas populares de este blog

Alejandra Pizarnik, ensayo

Ayer estuve en la radio "Industria Argentina" Hablando sobre Alejandra Pizarnik, lejos mi poetiza favorita. Les dejo a continuación el ensayo que escribí sobre ella.

Alejandra Pizarnik: Diarios
“Decir que me abandonaste sería muy injusto; pero que me abandonaron, y a veces me abandonaron terriblemente, es cierto”. Kafka

A través del recorrido por sus diarios que fueron publicados en el 2003, intentaré descubrir una faceta de la poeta, para poder entender mejor sus poemas y su modo de sufrir, que la persiguió durante toda su vida. Quiero invitar al lector, que a través de estas páginas, haga su propio descubrimiento. Claro que yo la estoy leyendo bajo mi punto de vista y mis circunstancias; cada uno desarrollará una propia versión de estos diarios. Podrán o no gustarles su trabajo pero para mí es imprescindible incluirla en estos esbozos de pensamientos puesto que Pizarnik fue una gran influencia para mí, y lo será siempre. Nunca morirá mientras la reviva, ya sea pensando en al…

Las dos caras de dos monedas

Tony, he de recordarte una sola cosa. Los trenes parten bien temprano por la mañana, desaparecen en una estela de vapor, tu boca los imitaba (tu, tum, tu, tu; tu, tum, tu, tu), yo te veía alejarte a la par, tus dedos maquinales, tus ojos rodantes, tus músculos de acero, eran como un gran monstruo asustado. Pero luego lostrenes regresan, nos llevan devuelta a casa. Tú nunca podrías ser un tren, porque nunca regresaste.
Mariquita, he de recordarte una cosa. Basaste tu personaje en el grandilocuente Dios, maestro de las flores y estudiante de la bondad. Dios rodea los centímetros de los tallos que crecen erguidos al sol, posa sus manoplas en la película transparente del océano para besar con sus labios salados la extensión total de la vida. Dios es el amor que depositan los carteros en los buzones, la sonrisa magistral con que recogen la correspondencia los diminutos seres, Dios controla el camino que une el sentido y la razón. Encontraste la forma de escabullir tu esqueleto en los int…

Piensa

Cuando me levanté de la mesa miré ligeramente hacia atrás; no por mucho tiempo, sólo un vistazo. Y luego miré a mi alrededor. ¿Quiénes de todas estas personas se sentarán en la mesa que acabo de dejar? ¿Cuál es su historia? ¿Por qué están acá? ¿Pasarán un buen rato o quizá se reúnan por una despedida? Ciertamente yo no la pasé muy bien. Esperé más de lo que podía darme. A fin de cuentas es un lugar. Los lugares no significan nada. Una mesa, una silla, una cerveza. El símbolo es la persona. Con quiénes estás, por qué están juntos, qué son las cosas que se dicen. Y yo recuerdo haberla imaginado conmigo.

Concursos