Ir al contenido principal

I have a hole in my heart




Pon aquélla arma entre mis sienes, quiero sentir de nuevo aquélla adrenalina que antaño dirigía mi vida.
Ahora todo es tan monótono y predecible.
Hago lo que los otros esperan de mí. Sí, quizás yo también esperaba portarme de esta forma. Ser... normal. Pero siento un vacío, como si no fuera yo.
Controlar mis sentimientos, mis pensamientos, mis actos. Encontrarle la vuelta al dolor. Apreciar el día a día.
¿No es eso acaso lo que la gente normal hace?, ¿De dónde viene todo este vacío?
Esta fuerza casi infrenable que me empuja hacia el otro lado (Jala de mi cuello, asfíxiame)
Aléjate, no eres buena compañía. Aléjate, me has lastimado de nuevo.
¿Qué diablos debería pensar de toda esta maraja de pensamientos donde las emociones se mezclan?
Mi bienestar debería cumplir un ciclo; se supone que ahora empiezo a desviarme del objetivo (aquél que no lo veo como mío)
No creo que entiendan el sacrifio que hago a diario. No more pain. Me callo, a veces hablo, me controlo. Lo que debería hacer ahora es salir corriendo y no volver. No volver. Buscar otra salida.
Trabajar de prostituta para sentir el real dolor externo. (¿Es que acaso no lo he sentido aún?)
Empiezo a decir incoherencias. ¿Alguna vez lo has hecho?, ¿No has sentido como si una voz interna hablara por tí?
Ahora anuda esa corbata y jala.
Toma más trabajo de lo que piensas, hablo de decidir. Morir no es tan fácil, tampoco vivir lo es.
¿Acaso hay algo fácil en esta vida?
Arranca corazones. Una voz me promete que si lo arranco dejaré de sentir y la tortura será nula, se irá de mí. Ya no más decisiones, ni sudores fríos cayendo por la espalda.
Quizás lo intente. Hoy estoy aquí, dentro de esta prisión. No puedo salir de ella.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cierro mis ojos y todo está bien

Ayer empecé de nuevo teatro donde hacía el año pasado. El grupo es totalmente nuevo; tenía la esperanza de que quedara alguien de mi camada pero no. No importa, son muy copados y la pasé bien cuando pude relajarme.
Es cuestión de acostumbrarme al grupo y al teatro de nuevo. Es... hermoso.
Empecé justo donde dejé el año pasado: Tengo que hacer una re-presentación de una canción a elegir.
Cuando volví de teatro intenté dormir algo pero estaba tan exaltada que ya hice la representación y creo (creo) que puede salir algo bueno de esto.
Se va a exponer más adelante (qué nervios!!)
Tengo anotados unos puntos a seguir durante la canción pero luego lo transformaré en un cuento para que pueda subirlo al blog y que me cuenten qué les parece.
Aparte de teatro, mi fin de semana siguió su ritmo habitual.
Mañana: Taller de escritura.
Estoy contenta y espero poder conservar ambos talleres ya que me hacen bien y son realmente un motivo de vida, si se lo podría llamar así.

Are you proud of who I am?

La muerte es la negación lógica de la vida (leo por ahí ) pero ¿Qué es la vida?, ¿Realmente es la muerte una negación o algo que simplemente no podemos evitar?, ¿Qué es lo lógico, acaso no es un parámetro al igual que la normalidad?
Los domingos filosóficos y lluviosos son de lo más lindo para mí aunque termine con dolores de cabeza.

I can't stop dreaming now

Pasaste por el otro lado, donde mi mirada podía alcanzarte pero no lo hice puesto que ya no significa nada -o al menos eso intento. Si pudiese resignificarte no lo haría, preferiría que me tragara el olvido antes que perecer nuevamente ante las puertas de aquel sentido escrupuloso e inútil que es el amor.
Preferiría ser león antes que cordero, y lamer las heridas de mi víctima, que pongan el cuerpo los otros, que se desangren y que se atrevan a sentir, puesto que no seré yo, no serán las palabras las que representen este estado confuso que atravieso, será el silencio y luego será nada. Nada, nada, nada...


Concursos