sábado, 5 de febrero de 2011

Adrenalina


Hace 3 meses (lo sé, a mamá no le guste que cuente cuántos meses llevo sin esto o aquello pero para mí es como necesario: una especie de orgullo o a veces de fracaso) que no experimento ese sentimiento de adrenalina pero es una adrenalina distinta a la que se puede sentir cuando te subís a una montaña rusa o haces algún deporte extremo. Me refiero a "hacer cosas malas o indebidas". No sé, piensen en cualquier cosa que les podría hacer llenar de placer pero un placer malo que todo lo que te da, luego te lo quita y más. Y más.
¿Vida? La vida es reemplazada por esos placeres momentáneos porque solo son eso, no pueden durar eternamente aunque muchas veces le rezaste a algún Dios para que sean para siempre. Pero ese para siempre tiene un precio. Como esas personas que quieren ser jóvenes por siempre (¿Vieron o leyeron El retrato de Dorian Gray, ahí lo explica todo bien clarito) y se operan, o hacen cosas que por dentro les hacen daño pero en cierto punto, el daño se vuelve adictivo.
Bueno, es difícil hacerle entender a la gente cómo una persona que luego de 3 meses de infierno se siente mejor, quiere -en parte- volver al dolor, a la adicción, al placer condenado.
El otro día hablaba con una persona, la cual le pedí que por favor no habláramos de ciertos temas porque me ponían mal, me hacían revivir lo pasado y aún ansiarlo.
En Crepúsculo resulta que los vampiros Cullen se llamaban a sí mismos "vegetarianos" porque no bebían sangre humana sino animal.
Entonces en un momento Edward le dice a Bella en resumen que eso estaba bien para él, había sido una decisión porque no quería ser un monstruo pero nunca iba a estar totalmente satisfecho. Es como alguien que se convierte vegetariano, puede comer tofu o lo que sea pero eso nunca va a poder reemplazar completamente a la carne.
Bueno, así me siento yo. Y esta persona -que da la casualidad es vegetariana- me decía, te entiendo a mi modo porque soy vegetariana pero no todos los días de mi vida pienso en comer carne. No me entendía. Yo tampoco todos los días de mi vida pienso en pastillas, cortes, atracones o incluso suicidarme pero siento que nunca voy a estar completa y totalmente satisfecha.
A lo cual me respondió, "Bueno, practicá deportes de alto riesgo si querés sentir "adrenalina".
Pero NO, sigue sin entenderlo. No es la misma adrenalina, puedo reemplazar "la carne por el tofu" pero nunca va a ser lo mismo.
Últimamente y en ciertas situaciones, aparecen estos deseos o como se llamen, nuevamente, estas ganas... me pregunto si el resto de mis días voy a tener que convivir con los malditos pensamientos que aunque no los lleve a práctica (lo cual me hace sentir a fin de cuentas MUCHO mejor) van a estar. Sí, puedo tirarme de un paracaídas, puedo escalar una montaña, trabajar con tigres y arañas venenosas y lo que quieran pero... ya saben (o bueno No saben, esa es la peor parte) no es lo mismo.
Diablos! Sé que va a pasar porque todo pasa cierto? Entonces solo me espera aguantar (aunque la espera sea larga) y algún día se irán y descansaré tranquila (Espero que eso no sea recién en la tumba - Chiste malo!)

2 comentarios:

~PiLi~ dijo...

Sí, yo sí entiendo. No tengo mucho para decir, lo siento. Sólo que bueno, todo pasa, no?
Un abrazo <3

Innocence dijo...

Yo también llevo la cuenta de esas cosas.. tengo un contador de días en el escritorio de mi notebook [?] y también creo que ahora es de orgullo, y luego será de fracaso.
Leí El Retrato de Dorian Gray por el colegio.. la trama en realidad es .. impactante ! D:
Todo esto es una maldita adicción, como en Twilight: "nuestra propia marca de heroína" si no me equivoco...
Yo no sé francamente cuando aguantaré, creo que en mi interior, sé que caeré en cualquier momento y empezaré la cuenta de nuevo.
Espero que si haces algo que te de adrenalina como las que nombraste,(saltos y esas cosas) la pases bien por lo menos... XD
Besitos y cuídate mucho!