viernes, 31 de diciembre de 2010

Cambio de calendario

Hoy estamos en el 2010 y mañana ya es otro año. ¿Qué expectativas tienen para este nuevo año?
Generalmente lo solemos sobrecargar de muuuchas expectativas y cambios para hacer, esos que acumulamos a lo largo de los años.
¿Por qué pensar que éste será EL año? Porque sí, porque cada día es un nuevo comienzo y aunque ya hayan habido otros "nuevos comienzos" siempre el que le sigue es distinto porque las enseñanzas quedan, no hay nada ni nadie que pueda borrarlas. Sí, uno puede bloquearlas pero ¿De qué sirve? Uno tiene que aceptar lo que tiene, lo que es, es la única manera de poder cambiar para bien y sentirse cómodo en este gran mundo. A menudo nos quejamos de que nos sentimos "sapos de otro pozo". Bueno, muchas veces ese sentimiento es provocado por nosotros mismos y está bueno darse cuenta que somos diferentes y que las diferencias deberían existir para bien y no como herramienta de discriminación o apartamiento.
Tampoco está bueno poner todas nuestras expectativas en el otro porque obviamente no va a poder cumplirlas (Me pregunto, siquiera alguna vez ¿Se las nombraron?)
Lo que yo propongo para este nuevo año (o para muchos: Cambio de calendario, simplemente) es al menos tener los objetivos en claro de lo que uno quiere ser y cambiar. El proceso viene después pero para eso existe tiempo. El tiempo es sagrado y corre de acuerdo a cómo uno lo quiere vivir.
En mi caso particular este no fue un año muy balanceado, tuve muchas recaídas, una gran pérdida familiar, cambio de amistades. En fin, cosas que les puede suceder a cualquiera pero que duelen. Algunos duelos todavía siguen en proceso... ¿De qué? Bueno, no me lo había puesto a pensar. No podría decir proceso de recuperación porque las cosas jamás van a volver a ser del mismo otro modo. Simplemente un proceso que me lleve a aceptar el presente y que deje de doler tanto. Sí, eso quiero.
Positivamente, tengo muchos deseos de estar mejor y proyectos para el 2011 y no hace faltan muchas cosas para lograrlo. Por ejemplo, algo quizás tonto pero que lo estuve hablando con mi acompañante terapéutica: Quiero ir a una estancia a andar a caballo. Quiero proponerme leer más libros de los que leí este año y ser más culta. Quiero ser más independiente de mi mamá. Quiero re-empezar el colegio. Quiero poder ser responsable de mí misma.
Muchas cosas estuve pensando y con esta nueva ayuda bendita de los acompañantes, sé que lo voy a lograr (Y con mi ayuda, obvio)
Así que les deseo a todos un muy buen comienzo del próximo año que está acá, a un solo paso. Ya sé que las fiestas a veces suelen amargar pero traten de pasarlas lo mejor posible.
Se acaba gente, se acaba el año.
¡Feliz 2011!

1 comentario:

the girl with the broken smile dijo...

Concuerdo con todo lo que escribiste nenita, fue un año ¿Malo? ¿Bueno?, en cualquier de las casillas que querramos etiquetarlo, fue un año donde maduramos, crecimos, aprendimos de nuestros errores y en fin, fue un año de nuestras vidas, un año que nos enseño muhcas cosas, ahora con las pilas puestas ¡A COMENZAR UN NUEVO AÑO!
te deseo lo mejor linda, de corazón :)