Ir al contenido principal

¿Existe la maldad pura o se puede entrar dentro de esa cáscara que recubre a la persona?

La señora que cuida a mi abuela, Majo, me dio ideas para escribir el tan deseado libro que pienso escribir.
Una novela me parece demasiado complicado, lo intenté varias veces pero las abandoné todas, no por ser malas simplemente no podía continuarlas (Intolerancia al malestar). A veces creía que estaba escribiendo algo bueno pero al instante lo rechazaba y lo marcaba de horrible.
Después se lo leía a alguien y me decía ¡Pero Lucía, esto es realmente bueno!
Blah, no sé a quién creerle. Debería aceptar las buenas críticas, en lugar de las malas, pero no puedo, pesa más lo segundo.
Volvamos a las ideas.
Una es: Hacer cuentos que se unen en distintos cuentos. Siguen una línea delgada.
Es casi como hacer una novela pero sin la obligación de seguir capítulos y tener un principio, intermedio y final. Simplemente podría ponerle "Pepe" al personaje y nombrarlo en todos los cuentos.
Esto me gustó mucho y me parece simple de hacer.
La otra opción me lo dijo una compañera del tratamiento anterior, un día que salí llorando a escondidas de la terapia de grupo y me encerré en un cuartito a oscuras. Ella me encontró y me dijo: Usa tu dolor para transcribirlo en letras, todo, tus sentimientos.
Observá la realidad y toma parte de ella para inspirarte en cuentos, escritos o novelas.
Me pareció cuerdo lo que me dijo y tiene razón, es un buen ejercicio para practicar. Esto mismo que me dijo, nos lo tomó como ejercicio la profesora del taller literario. Nos dijo - por ejemplo - que fuéramos a un bar y que a partir de lo que viéramos hiciéramos un texto, lo que nos salga, todo es válido cuando se está aprendiendo a escribir.
Yo lo solía hacer pero lo abandoné cuando me empezaron a restringir las salidas, y cuando me dejaban yo solo aprovechaba para mandarme cagadas. Pero eso quedó en el pasado (dice una canción que estoy escuchando y que concuerda con lo que pienso).

Respecto al título de la entrada es en verdad que me lo pregunto. Resulta que tengo una compañera muy mala, pero de maldad pura, y me pregunto si todo lo que hace y dice no lo hace porque realmente está herida en su interior, entonces intenta dañar al exterior para aliviar su condena. Es una especie de narcisismo herido, si me entienden lo que quiero decir.
¿Qué opinan ustedes?, ¿Existe gente que no tiene reparo?

Comentarios

  1. Llevo muchos años leyendo y... bueno, mentira. Con quince no puedes llevar muchos años leyendo. Pero digamos que he leido bastante y las novelas con capitulos interrumpidos, en un principio incoherentes, en fin, personales, en las que el autor reinventa el termino 'novela' son las que más me gustan.
    Has leído Rayuela, sus dos libros en uno? Algo así.
    Me encantaría participar en un taller literario *-*

    Yo creo que hay distintos tipos de personas. Existe la bondad absoluta, la maldad absoluta y también otros tipos de personas bien o mal canalizadas... todo es muy relativo. Pero lo que si sé firmemente esque la gente no cambia.

    ResponderEliminar
  2. Tené por seguro que yo leería lo que sea que publicaras :) A veces a mí también me pasa eso de estar escribiendo, y una vez que termino y lo releo me parece una porquería. Supongo (bah, no supongo: sé) que soy demasiado perfeccionista, y no entiendo que la perfección que yo quiero no existe. Todo va a recibir buenas y malas críticas, hay que aprender a no tomarlas como algo personal.
    En cuanto a lo otro, no creo que existan personas absolutamente buenas o absolutamente malas, todos tenemos algo de bueno y algo de malo, y todos tenemos nuestras razones por ser como somos...

    ResponderEliminar
  3. La canción es de Sigur Ros y las imagenes son varios vidioclips que he juntado y he modificado un poco:) me alegro que te haya gustado! Y gracias por tus tres comentarios hihi

    ResponderEliminar
  4. yo creo que todo es relativo.



    vi las fotos de tu otro blog. hermosaas.


    <3

    ResponderEliminar
  5. Es verdad nena, ten en cuenta que yo compraria tu libro!!
    Saca todo ese dolor que tienes dentro y escribe, sacalo todo, tus ideas, sueños, cosas por el estilo
    Todo! por ahi en este omteno no tendra significado o pensaras que es absurdo pero que vá
    no botes nada, algun dia valdra oro!
    Me sucede lo mismo, tuve la loca idea de escribir un libro y cuando alguien lee mis escritos e dice: continua, sigue, me ecnata, blah blah blah
    pero no sé, a veces quiero dejar todo y por ejemplo una vez escribi una historiqa uy profunda y un dia estaba enojada y la queme!
    no sabe scuanto me arrepiteno!!
    Gracias por tu comentario nena, me hizo darme cuenta de muchas cosas
    Espero que nos continuemos leyendo, un abrazo
    Suerte!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

We live in a rainbow of chaos

Entradas populares de este blog

Alejandra Pizarnik, ensayo

Ayer estuve en la radio "Industria Argentina" Hablando sobre Alejandra Pizarnik, lejos mi poetiza favorita. Les dejo a continuación el ensayo que escribí sobre ella.

Alejandra Pizarnik: Diarios
“Decir que me abandonaste sería muy injusto; pero que me abandonaron, y a veces me abandonaron terriblemente, es cierto”. Kafka

A través del recorrido por sus diarios que fueron publicados en el 2003, intentaré descubrir una faceta de la poeta, para poder entender mejor sus poemas y su modo de sufrir, que la persiguió durante toda su vida. Quiero invitar al lector, que a través de estas páginas, haga su propio descubrimiento. Claro que yo la estoy leyendo bajo mi punto de vista y mis circunstancias; cada uno desarrollará una propia versión de estos diarios. Podrán o no gustarles su trabajo pero para mí es imprescindible incluirla en estos esbozos de pensamientos puesto que Pizarnik fue una gran influencia para mí, y lo será siempre. Nunca morirá mientras la reviva, ya sea pensando en al…

Las dos caras de dos monedas

Tony, he de recordarte una sola cosa. Los trenes parten bien temprano por la mañana, desaparecen en una estela de vapor, tu boca los imitaba (tu, tum, tu, tu; tu, tum, tu, tu), yo te veía alejarte a la par, tus dedos maquinales, tus ojos rodantes, tus músculos de acero, eran como un gran monstruo asustado. Pero luego lostrenes regresan, nos llevan devuelta a casa. Tú nunca podrías ser un tren, porque nunca regresaste.
Mariquita, he de recordarte una cosa. Basaste tu personaje en el grandilocuente Dios, maestro de las flores y estudiante de la bondad. Dios rodea los centímetros de los tallos que crecen erguidos al sol, posa sus manoplas en la película transparente del océano para besar con sus labios salados la extensión total de la vida. Dios es el amor que depositan los carteros en los buzones, la sonrisa magistral con que recogen la correspondencia los diminutos seres, Dios controla el camino que une el sentido y la razón. Encontraste la forma de escabullir tu esqueleto en los int…

Piensa

Cuando me levanté de la mesa miré ligeramente hacia atrás; no por mucho tiempo, sólo un vistazo. Y luego miré a mi alrededor. ¿Quiénes de todas estas personas se sentarán en la mesa que acabo de dejar? ¿Cuál es su historia? ¿Por qué están acá? ¿Pasarán un buen rato o quizá se reúnan por una despedida? Ciertamente yo no la pasé muy bien. Esperé más de lo que podía darme. A fin de cuentas es un lugar. Los lugares no significan nada. Una mesa, una silla, una cerveza. El símbolo es la persona. Con quiénes estás, por qué están juntos, qué son las cosas que se dicen. Y yo recuerdo haberla imaginado conmigo.

Concursos