Ir al contenido principal

Cada pausa lo deja renacer, le incorpora silencio

Caballería derramada sobre mi pecho. Las espadas cruciales dejan marcas en el corazón, entonces los sentimientos se derraman como gotas de lluvia filtrándose por el tejado. Respiro entrecortadamente, jadeando confusa.
Noches de insomnio resaltan los párpados pesados de tanto sueño acumulado. Floto en el aire cargando sobre mis hombros mi propia muerte, con lo que queda de mí. Creo sonreír de locura o de pasión.
Cupido me ha impuesto una condena clavando sus flechas de dolor en mi razón. Ahora todo embellecido se asombra de la vida porque vivir ha enclarecido mis pensamientos. Lo que tendría que ser dolor no es más que una respuesta inconclusa y ante la incertidumbre he elegido el amor.
Quizás no sea tarde. Quizás aún pueda elegir vivir.

---

Hoy tuve otra salida con mi hermana, fue linda aunque estaba cansada, eso debe ser de tanta medicación que tomo.
A la mañana fui con mi mamá a la Iglesia del Padre Mario (un cura sanador que ya murió pero dicen que sigue haciendo milagros). Ella ya no sabe qué hacer conmigo. Es entendible.
Estoy un poco mal por todo lo que vengo comiendo (ok, no quería decir esto porque ya dije que no me gusta hablar de mi enfermedad en particular esta, no quiero que se transforme en un blog de "prins". Nada que ver. Pero tenía que descargarme de alguna manera.)
Y además estoy leyendo y escribiendo poco, lo cual aumenta mi mal ánimo. Siempre mis malditas exigencias: debería, debería, debería. Agh, solo debería controlarme y aprender a vivir o al menos mantenerme viva. Eso es ya demasiado, no?
A pesar de todo, me vengo sintiendo mejor y eso es bueno... con ganas de vivir aunque a veces re-aparecen pensamientos del estilo "acaba con todo y listo" pero existe un después, no para mí sino todo lo que dejo atrás y hay que pensar en eso también.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Are you proud of who I am?

La muerte es la negación lógica de la vida (leo por ahí ) pero ¿Qué es la vida?, ¿Realmente es la muerte una negación o algo que simplemente no podemos evitar?, ¿Qué es lo lógico, acaso no es un parámetro al igual que la normalidad?
Los domingos filosóficos y lluviosos son de lo más lindo para mí aunque termine con dolores de cabeza.

Cierro mis ojos y todo está bien

Ayer empecé de nuevo teatro donde hacía el año pasado. El grupo es totalmente nuevo; tenía la esperanza de que quedara alguien de mi camada pero no. No importa, son muy copados y la pasé bien cuando pude relajarme.
Es cuestión de acostumbrarme al grupo y al teatro de nuevo. Es... hermoso.
Empecé justo donde dejé el año pasado: Tengo que hacer una re-presentación de una canción a elegir.
Cuando volví de teatro intenté dormir algo pero estaba tan exaltada que ya hice la representación y creo (creo) que puede salir algo bueno de esto.
Se va a exponer más adelante (qué nervios!!)
Tengo anotados unos puntos a seguir durante la canción pero luego lo transformaré en un cuento para que pueda subirlo al blog y que me cuenten qué les parece.
Aparte de teatro, mi fin de semana siguió su ritmo habitual.
Mañana: Taller de escritura.
Estoy contenta y espero poder conservar ambos talleres ya que me hacen bien y son realmente un motivo de vida, si se lo podría llamar así.

Qué es la locura

Hace poco cumplí 26 años. Todavía me cuesta creer que haya llegado a los 26. Si le hubiesen preguntado a mi yo de hace 5 años atrás les diría que el futuro está equivocado, que no llegaré. Pero yo nunca estuve loca, sólo rota y terriblemente vacía. Alguna gente creerá que intentar matarse es la locura en sí misma, en su máxima expresión, mas no comprenden ni jamás lo harán por qué razones uno podría llegar a buscar la muerte. Desafortunadamente el deseo momentáneo no condice con el deseo posterior. El deseo se encuentra en un cambio constante. Uno puede desear morir en un momento determinado de su vida, y aunque sólo vea oscuridad y angustia, las cosas se arreglan con el tiempo, de alguna manera.   Desafortunadamente algunas personas mueren con un solo intento, sin la chance real de volver a sentirse vivo y estable. Sólo basta un intento negativo y propulso a la destrucción para dejar de existir. ¿Acaso esto es la locura? Locura es existir, y vivir bajo este acuerdo de sociedad y cult…