Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2010
Parece que duele el sonido de las campanas al estrellarse unas con las otras.Parece que duelen los pasos del niño adentro nuestro que dejamos encerrado durante la niñez.Parece que duelen sus palabras cuando suavemente nos repetía al oído que algún día volvería..Y que ese famoso día nunca llegó. Como sea, fue lindo creerlas, pensar que tenía razón y que nada de esto era un engaño.Parece que duelen las mismas acciones una y otra vez. Repiten momentos, repiten dolores, repiten susurros. Repiten todo menos lo correcto.
No estuve escribiendo ultimamente porque tuve malos dias y cero ganas de hacer nada.
Se murió mi tía antes de ayer.
Me corté y no me cosieron porque fui al día siguiente, me vendaron y me dieron la anti-tetánica.
Estuve pintando con Majo, estamos haciendo un papa Noel para colgar en la puerta, ella me esta enseñando a pintar y asi paso los dias.
Despues voy al hospital, me cambiaron de psiquiatra gracias a Dios. Y asi sigue mi vida.
Re-empece una novela que tenia y la estoy trabajando con la profesora del taller.
No hay mas novedades por hoy.

¿Existe la maldad pura o se puede entrar dentro de esa cáscara que recubre a la persona?

La señora que cuida a mi abuela, Majo, me dio ideas para escribir el tan deseado libro que pienso escribir.
Una novela me parece demasiado complicado, lo intenté varias veces pero las abandoné todas, no por ser malas simplemente no podía continuarlas (Intolerancia al malestar). A veces creía que estaba escribiendo algo bueno pero al instante lo rechazaba y lo marcaba de horrible.
Después se lo leía a alguien y me decía ¡Pero Lucía, esto es realmente bueno!
Blah, no sé a quién creerle. Debería aceptar las buenas críticas, en lugar de las malas, pero no puedo, pesa más lo segundo.
Volvamos a las ideas.
Una es: Hacer cuentos que se unen en distintos cuentos. Siguen una línea delgada.
Es casi como hacer una novela pero sin la obligación de seguir capítulos y tener un principio, intermedio y final. Simplemente podría ponerle "Pepe" al personaje y nombrarlo en todos los cuentos.
Esto me gustó mucho y me parece simple de hacer.
La otra opción me lo dijo una compañera del tratamiento anteri…
"Si no se puede ser el más feliz se puede ser el más desgraciado"

Cada pausa lo deja renacer, le incorpora silencio

Caballería derramada sobre mi pecho. Las espadas cruciales dejan marcas en el corazón, entonces los sentimientos se derraman como gotas de lluvia filtrándose por el tejado. Respiro entrecortadamente, jadeando confusa.
Noches de insomnio resaltan los párpados pesados de tanto sueño acumulado. Floto en el aire cargando sobre mis hombros mi propia muerte, con lo que queda de mí. Creo sonreír de locura o de pasión.
Cupido me ha impuesto una condena clavando sus flechas de dolor en mi razón. Ahora todo embellecido se asombra de la vida porque vivir ha enclarecido mis pensamientos. Lo que tendría que ser dolor no es más que una respuesta inconclusa y ante la incertidumbre he elegido el amor.
Quizás no sea tarde. Quizás aún pueda elegir vivir.

---

Hoy tuve otra salida con mi hermana, fue linda aunque estaba cansada, eso debe ser de tanta medicación que tomo.
A la mañana fui con mi mamá a la Iglesia del Padre Mario (un cura sanador que ya murió pero dicen que sigue haciendo milagros). Ella ya no sa…

La vida es dura, ¿Y qué?

Acabo de leer la biografía de Leon Tolstoi en la revista Ñ y me impresionó. Hasta ahora solo lo había oído nombrar pero nunca leí nada de él. Tuvo una vida y especialmente una muerte difícil.
Termina matándose, no aguantando el dolor que acarreaba en su cotidianidad.
¡Cuántos grandes autores terminan suicidándose o muriendo de jóvenes! Es una pena para el mundo, para la gente que puede sentirse identificada en ellos.
"La muerte de Iván Ilich" es una breve novela que empieza con la muerte del protagonista y a lo largo de la historia va contando su historia que refleja y analiza la vida de Tolstoi: su infancia, su boda, y su consiguiente muerte.
Ya sé que las típicas recomendadas de él son "Guerra y paz" y "Anna Karenina" pero ésta pinta ser una buena historia. Ni bien termine los 3 libros que me compré empiezo con esta.
Cambiando de tema, ayer tuvimos una muy buena charla con mamá y Agus (hermana) y analizamos a solas con mamá el libro de Alejandra Pizarnik &q…

Dolor privado

Dolor que no se separa del alma, que nadie más que tu conoces.
Códigos que hacen ruido como pequeñas gotas de agua que caen al vacío enfriando la superficie.
Sí. Tu vida es una superficie carente de paisaje, de vivacidad.
¿Qué es la vida dentro del dolor privado? Queda en segundo plano. La línea que divide el impulso de la sumisión es delgadísima, solo la cruzas si te dispones a entrar en la llamada depresión, aquélla que te quita la respiración y se olvida de ti.
Tú quedas olvidada en un mar de dudas y englomeraciones. No tienes el poder ni las fuerzas de decir adiós. No puedes escapar.
Tu dolor privado se sienta en las rodillas y te cuenta el cuento de cómo el ave fénix ha resucitado luego de morir; te lo imaginas abrazando tu frágil cuerpo.
Te imaginas el suicidio de la primavera. No más kalas para este dolor, no más privaciones ni obligaciones. Solo te entiendes con el olvido, aquél que es capaz de jurarte redención, y tú te rindes.
Te rindes ante el silencio, ante el dolor privado.
El am…

Say hello to everybody

Fantaseo con la realidad, que es mía y es tan bella que el mismo dolor duele.
Me vacío de todos estos pensamientos y me desinflo. Quedo tirada, arrastrada en el suelo.
Vine aquí para olvidar aunque lo único que hago es recordarme, a mí y a mi dolor.
No me controlo; me suicido frente al espejo que muestra una figura equivocada de mí.
Me separo de lo que queda de mí y las aguas arrastran el vapor que sale de mi boca.
Los ojos sufren, tejen realidades inexistentes.
Los ojos mordazan a este pobre corazón lleno de palabras. Lo olvidan y aquéllas palabras quedan tan solitarias como mi niña interior.
Un drenaje de invenciones que se apoderan de este dolor improvisado. Pero ¿Es realmente es dolor improvisado, o es tan solo una máscara que prohibe sensibilidad?
Ya casi no lloro. Ni río. Ni pienso. Ni siento.
Me escondo, ¿De quién?, ¿De mí misma?
---

Hoy voy a salir con mi hermana, estoy contenta. ¡La extrañaba tanto tanto! :)
Me relajo y tomo unos mates mientras escucho a Cat Power.
Hoy va a ser un buen dí…

I care about living

Estoy contenta. Hoy tuve una entrevista con el psiquiatra que maneja todo mi tratamiento y decidieron re-admitirme luego de los últimos episodios (2 internaciones, sobre ingesta de pastillas, escapada de casa, etc)
Fueron unos días intensos pero no por ser intenso fue lindo. La pasé realmente horrible. Todo el tiempo tenía ganas de morir. Cruzaba las calles sin mirar esperando que algún auto/camión/colectivo fuera capaz de pisarme y acabar con todo.
Pensé en ir a la terraza de mi edificio y tirarme (nuevamente acabar con todo)
Pero ¿Qué es todo, exactamente? Como siempre digo, la aniquilación de todo lo bueno y todo lo malo.
Que tengo cosas buenas en la vida es cierto, el problema es que no puedo verlas, no las valoro (no me valoro). Entonces en mí nunca importó esa faceta, me daba todo lo mismo.
¡Qué horrible que la vida te dé lo mismo! Hay tantas cosas allá afuera (buenas y malas) que te delimitan todo el tiempo, te quieren marcar y hacer creer que ESTE sos vos mientras que no, no te dej…
"Ojalá hubiera podido hablar un poquito cada día entonces ahora no tendría esa costra hedionda alrededor de las palabras".

Libro: Perder.

Te gusta lastimar? Yo sí, entonces lastimame

Conoces del dolor, pero ¿Alguna vez lo has sentido?

Ahora estás tú sin mí

Carta a un amigo:

Perdoname pero yo no sé si estoy preparada para realizar algo en mi vida, algún proyecto.
Solo soy una chica de 19 años que no puede cuidarse de sí misma (Yo soy mi máximo enemigo)
Vos me llevás 10 años; tenés que sentar cabeza, acercar y realizar tus proyectos.
Yo recién empiezo a vivir y me encuentro en el vientre de mamá durmiendo plácidamente.
Yo no sé nada de la vida, vos tampoco. Quizás sea eso lo que nos identifique. Las ansias de probarlo TODO pero nunca terminar tocando nada.
Fantaseas demasiado ¡Caé a la realidad!
Las brujas, los hechizeros, las hadas, los vampiros... ¡No existen! Solo existimos vos y yo, y el mundo que devora cabezas. Que te corta las alas.
Escribamos poesías, inventemos mundos pero tengamos en claro que no son reales.
Sos como un niño que lleva los ojos vendados danzando por la vida creyendo todo lo que ve y siente. Sos distinto. Somos distintos, sí. Pero no especiales, y al mundo no le importa lo que pasa alrededor nuestro.
No podemos escal…

Regalo para un primer cumpleaños

Creerás que el tiempo pasa rápido,
que el buen recuerdo puede doler,
pero has venido a recordarnos
que no es tan malo crecer.

Verás que hay días con espinas
y que puede doler vivir,
pero recuerda que cada día
el mundo amanece en ti.

Vendrá el futuro a verte cualquiera de estos días.
Y tendrás en las manos lo que nunca tuvimos:
la esperanza de un mundo con los mares azules,
sin fieros huracanes o desbordados ríos.

No habrá hombres que mueran sin panes ni milagros.
Y en la pared de enfrente leerás que alguien ha escrito
un saludo de paz, un buenos días, un pájaro
con las alas abiertas para volar sin tino.

Cuando las sombras se alarguen
y te toquen con su manos
recuerda que siempre hay alguien,
alguien que te anda buscando
para pintar el futuro,
ya ves, alguien como tú
con quien compartir el vuelo
y emborracharte de luz.

Vendrá el presente a verte con hambre de futuro,
ese mañana incierto que algún día intuimos
que tú harás cercano, más humano y abierto,
más real, más igual, más justo y …

Te dicen que seas tú mismo y luego te juzgan

Se encerraba en el baño y lloraba a escondidas.
Pretendía la felicidad, se pretendía a ella misma.
Creía poder con el mundo o con la vida, da lo mismo. Pero ¿Qué era la vida sin ella misma?
Los faroles del edificio iluminaban su apenas pálido rostro. Tenía sueño, hacía días que no dormía pero a pesar de eso se mantenía en velo como esperando algo. Algo mágico, algo que la hiciera volver a la realidad.
¿Se amaba a ella misma o se odiaba? Quizás ninguna de las dos cosas. Simplemente estaba y con eso le bastaba.
Su existencia era reacia, se oponía a vivir de tal o tal manera pero lo hacía igual. No le sobraba tiempo para vivir, quizás iba demasiado rápido o demasiado lento para su ritmo de vida.
La querían por su excelente forma de aparentar. Sí, solo era querida por ser una máscara. Pero era bonita, al menos por dentro; eso lo creía aunque en los demás solo veía fealdad.
Y tenía tanta vida por delante con sus apenas 19 años que le asustaba tener la obligación de vivir y hacerlo bien:…

Concursos