sábado, 23 de octubre de 2010

¿Es extraño que me importa un carajo... ?




A veces te pasa que sentís que la libertad está condicionada por las miradas, entonces ¡Jamás serás libre!
Vuelco mis ojos a la página en blanco y me da la sensación de vacío.
Mi cabeza ya no razona de tantas vueltas que da. ¿Alguna vez va a parar?
¿Y la culpa dónde está? Hasta hace un rato estaba. Pero no, no hablemos de la culpa... hablemos de lo maravillosa que me sentí... podía realmente manejar mi vida, no permitir que ella me controle. Podía reír a grandes carcajadas, bailar alrederdor de la cama, pintarme las uñas, llorar de felicidad, cantar desafinando terriblemente, ordenar mi pieza, comprarme ropa...

P.s: lástima que todo era tan artificial

No hay comentarios: