miércoles, 8 de septiembre de 2010

Yo canto para que no apaguen mi voz


¿Es loco extrañar aquéllas conductas dañinas que uno hacía antes? Añorar el sufrimiento.
De un instante a otro, me aparecen las imágenes: perpetuas en mis ojos, adheridas al pasado. ¿Por qué vuelven?, ¿Qué quieren de mí?
Te dicen que cuando estás iniciando nuevos cambios es "lógico" que aparezcan los miedos y te eches para atrás. Que quieras volver a lo ya conocido, los malos hábitos: controlar lo incontrolable.
Un texto que encontré en una página sobre Self Injure (Auto lesión) pero que también se puede aplicar a cada adicción, dice:

Cuando los pensamientos, los recuerdos, creencias o eventos son excesivamente dolorosos, en lugar de enfrentarlos de frente y sentir el dolor "genuino" que provocan, desviamos la angustia en dolor físico, el cual podemos entender, sentir y controlar: Un dolor físico que simular el dolor real.
El dolor físico duele muchísimo pero es controlable y familiar; en cambio el dolor real que estás evitando da miedo, no lo puedes definir y se entremete en tu vida sin manera de manejarlo.
En lugar de enfrentar la angustia, inconscientemente la desvías lejos de tus recuerdos o sentimientos que la generaron hacia la auto lesión. El hacerse daño es muy seductor: tú lo controlas. Conoces los límites aún si te sientes fuera de control. Hace sentido y logra que la angustia se vaya, aunque sea por un rato.
El único problema es que cuando desvías el dolor nunca te enfrentas a él y por lo tanto nunca se va a disminuir su intensidad. Regresa y regresa y tienes que seguir haciéndote daño. [...]

Son mecanismos que ya conozco (re contra conozco). Se repiten cada vez que intento estar bien pero luego me echo para atrás. ¿Por qué? Si el sentirse bien, realmente se siente bien.
Nunca entendí bien qué quería decir "tocar fondo", nunca se termina de caer lo suficientemente bien bajo para despertar y caer en la realidad que si no haces algo TE MORÍS.
Antes no me importaba la vida, me daba todo igual, vivir o morir, ser feliz o infeliz. ¿Qué diferencia iba a hacer en mí? Si ya estaba "muerta", muerta en vida.
En cambio cuando uno hace un mínimo (porque es MÍNIMO) cambio, muchas cosas recobran sentido; se empieza a ver un poco de color en la vida y eso es lindo. Me gusta estar así.
¿Entonces por qué sabotear lo que nos hace sentir bien?, ¿Qué hay detrás de todo eso?

1 comentario:

NadiaYanel dijo...

Vamos, afrontá eso que no quiere que vos estés bien, saltá ese obstáculo y remala, salí adelante.
Un beso. Un gusto.