lunes, 28 de junio de 2010

La doble vida de las palabras


"Decido estar cansada de la vida que me conozco"

La Lucía que conozco se encargaría de hacer lo que mejor sabe, y eso es huir. Pero yo esta vez no huí. Me quedé, incluso aunque me hiciera daño.
Y creo que por eso tengo que irme: porque me hace daño.

[Tengo que tener un límite]
Pero es que estoy tan perdida y no sé a quién acudir.

4 comentarios:

Deby dijo...

El limite no lo vemos facil, o no lo queremos ver... es como estar medio anestesiadas... -medio- porque se siente cuando te lastiman.
Supongo que hasta estrellarnos mal con la pared no lo vemos claramente y hacemos algo.

Mr Brightside dijo...

Bueno, una forma de alejarse de aquello que nos hace mal es huir, aveces nos sirve muchísimo, aunque en otras ocaciones solo demuestra que somos cobardes con algunas situaciones que nos suceden. Sin embargo siento que huir de los que nos hace mal, ese limite al cual llegamos cuando ya es demasiadom, creo que es totalmente valido lo que haces.

Animo! :)

AutoeStigma-O.O dijo...

llegar a los limites te pone en situaciones q te hacen mucho mas fuerte..

Diruku dijo...

el límite esta en ya no querer hacer lo que antes si queriamos hacer

o por lo menos de un modo repararse
y no excederse
creo que ya somos dos, y lo mejor en esos momentos es , hablar ya sea contigo misma o con los problemas (:

huir son simbolo de dos cosas
o valentía o cobardía.
Ve cual de las 2 haces....

de todas maneras acojes experiencias nuevas todo un tiempo
o no?