martes, 13 de abril de 2010

Hace mucho que no escribo, me está costando. Todas las noches antes de dormir me obligo a escribir algo en un cuarderno grande verde que tengo pero no sale nada. Estarán pensando que es estúpido obligarse pero si yo lo hago es porque sé que me están pasando cosas y a veces necesito primero plasmarlas en una hoja para ordenarlas porque mi cabeza funciona así.

"Espero que no te decepcione" Fue lo último que me quedó de una de las tantas conversaciones del día de hoy.
Mucho no hablé, escuché, pensaba mientras tanto. Pero vos nunca podrías decepcionarme. Bah, muchas veces me equivoco con la gente, pongo mucha expectativa, entrego demasiado y poco recibo. No pido que me devuelvan de la misma forma, solo que quizás no me equivoque respecto a la persona. (Bueno, un poco mucho tal vez)

1 comentario:

sandocan en bicicleta dijo...

tal vez simplemente haya que aceptar tal cual se es, y no tratar de dibujar o exigir a la otra persona que sea como la imaginabamos.
la inspiracion viene cuando menos la esperamos, a no desesperar.
un saludo en la lejania.