viernes, 12 de marzo de 2010


Recoveco a recoveco.
Nunca mi vida estuvo tan negra. Pero eso fue Noviembre. Pasado.
Sin pasiones uno no puede vivir, eso es algo que descubro ahora y me aferro a ello para no caer.
Para no caer.

2 comentarios:

Valèrie dijo...

Exactamente. Sin pasiones, sean pequeñas o grandes, uno no vive.


Hermosa fotografía.

Ana dijo...

Pasión, pasión por el chocolate, por los besos dulces, pasión por las caricias, pasión por las compras, por los zapatos, pasión por los sueños, pasión por la imaginación, por creer en lo imposible, pasión por la verdad.
miles de pasiones NO?
un beso, post genial!