Ir al contenido principal
Los libros que trepan por las paredes en la biblioteca de mi abuela.
Y el piano de antaño que toca mi tía con los ojos goteando porque su hijo le ha faltado.
Yo más quisiera conocerlo aunque sea a través del recuerdo. Miro sus fotos y le descubro esa mirada melancólica del viajante que se la pasa buscando y no encuentra nada.
En el mar él se perdió, abandonó su alma allí y fue a nadar hacia su libertad.
Algunos se consuelan entre abrazos, algunos fingen que aquéllas olas no lastiman.
Su ropa envuelta entre la arena y el pasaje de vuelta que se perdió con la tormenta.
La lluvia secó mis lágrimas y arrastró una vida.
Qué más quisiera yo que encontrarlo en un papel, o en un vídeo, o en una carta.
Descubrir sus sueños en la noche que rentó, muy lejos de casa. Quizás en otro país, quizás en otro mundo.
La música me transporta a su memoria tan frágil e incógnita que habita en cada rostro,
una familia destrozada y yo aún sigo aquí, sintiendo nada, sintiendo una melancolía que no puedo reconocer.
Lloro por su pasado y por mi futuro.
Lloro por la cama que ha quedado vacía y por las voces que han quedado revoloteando en la cabeza de mi tía.
Lloro por su soledad.
Lloro. Pero dentro mío creo poder afirmar que un alma antes de partir siempre encuentra su rumbo.
Rezo por creer en un rumbo.
El Ave María de Schumann resuena en mis recuerdos, y se incrusta en los nuevos.
Miradas fijas al horizonte y hacia la nada.
Miradas lastimadas y encontradas.
Futuros inciertos. Presente en mis manos.

Pablo. En mi memoria estarás hasta que el olvido pierda su esencia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alejandra Pizarnik, ensayo

Ayer estuve en la radio "Industria Argentina" Hablando sobre Alejandra Pizarnik, lejos mi poetiza favorita. Les dejo a continuación el ensayo que escribí sobre ella.

Alejandra Pizarnik: Diarios
“Decir que me abandonaste sería muy injusto; pero que me abandonaron, y a veces me abandonaron terriblemente, es cierto”. Kafka

A través del recorrido por sus diarios que fueron publicados en el 2003, intentaré descubrir una faceta de la poeta, para poder entender mejor sus poemas y su modo de sufrir, que la persiguió durante toda su vida. Quiero invitar al lector, que a través de estas páginas, haga su propio descubrimiento. Claro que yo la estoy leyendo bajo mi punto de vista y mis circunstancias; cada uno desarrollará una propia versión de estos diarios. Podrán o no gustarles su trabajo pero para mí es imprescindible incluirla en estos esbozos de pensamientos puesto que Pizarnik fue una gran influencia para mí, y lo será siempre. Nunca morirá mientras la reviva, ya sea pensando en al…
Algo realmente libre tiene que poder cuestionar sus impulsos fundamentales, tiene que poder cambiarlos




/quotes Westworld

Entre mapas, viajes y tú

Que me sienta triste hasta morir no significa que tenga que volver a ti. Sí, estoy sola, la mayor parte del tiempo, sí, a veces el dolor se hace insufrible y cuando días oscuros e incomunicables se hacen presente es cuando siento ganas de estar al lado de alguien, quien sea, el primero que pase y me diga: hey, ven aquí, déjame hacerte compañía. Pero luego me lo pienso mejor, y me mantengo fiel a lo que creo, no, no quiero a cualquiera, no, no lo necesito, hay muchas maneras de estar acompañado, por ejemplo, todas las tardes me siento al menos una hora a leer, y déjenme decirles que mientras mis ojos recorren detenidamente las páginas no hay un momento donde me sienta sola. Ahora estoy viajando a Francia, leyendo a Marcel Proust, En busca del tiempo perdido. Todas las tardes tengo una cita entre París y Combray. Entre el protagonista, el señor Swann y Gilberte. Enfrente de la computadora tengo pegado un mapa de Florencia, con algunos escenarios importantes que recorrí en aquel viaje de …

Concursos