Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2010
Leo cuentos, novelas y poemas. Trato de encontrarme en los pensamientos de los que escribieron. Trato de identificar mi dolor en palabras ajenas. Y siento que cada palabra escrita es parte de mis pensamientos, de mi dolor cotidiano.
En un párrafo Idea Vilariño dice:

La angusta ha devenido
apenas un sabor
el dolor ya no cabe,
la tristeza no alcanza.

Soy yo en cada palabra. Es lo que siento, lo que mis palabras no pueden expresar. Lo que luego transformo en actos. Lo que cargo en mis hombros todos los días. Lo que tengo en la punta de la lengua cada vez que me encuentro con alguien conocido pero que no puedo largar.
Y yo sola con mis pensamientos no puedo estar. Tengo quehablar en lugar de callar.
La tengo a mamá enfrente mío mientras tomo el desayuno, la quiero abrazar, le quiero contar que hoy mi dolor es muy grande.
Quiero llamar a algún amigo y desarmarme frente al teléfono. Llorar, no lastimarme.
Ahora es el momento justo donde tengo que parar porque ya conozco el resto y es un sin fin de v…
Feliz Feliz con mi nueva reposición de libros :)
Tenía para leer Crónicas Marcianas de Ray Bradbury pero sinceramente no tenía ganas de leer ciencia ficción. Es un libro que muchas personas me lo recomendaron pero lo dejo para más adelante.
Fui al Parque Rivadavia con la excusa de tener que regalar un libro que de echo lo voy a hacer, es una donación para una mini biblioteca de la clínica donde estuve internada, me re emocioné cuando la vi, me parece que la lectura puede ser una buena manera de ayudarte cuando estás encerrada en un lugar sin poder salir y más aún si te gusta.
Todavía no me decidí porque me compré 3 libros, igual uno me lo voy a quedar.

. El Caballero inexistente de Italo Calvino
. Los Conjurados de Jorgue Luis Borges
. Y así sucesivamente de Silvina Ocampo

Tengo muchiiiiisimas ganas de leer el de Silvina Ocampo. Siempre que voy a Yenny que se puede leer en unas mesitas aprovecho para leer libros de ella y es un honor para mí haber conseguido uno :)
Gracias a Dios que existe …
Los libros que trepan por las paredes en la biblioteca de mi abuela.
Y el piano de antaño que toca mi tía con los ojos goteando porque su hijo le ha faltado.
Yo más quisiera conocerlo aunque sea a través del recuerdo. Miro sus fotos y le descubro esa mirada melancólica del viajante que se la pasa buscando y no encuentra nada.
En el mar él se perdió, abandonó su alma allí y fue a nadar hacia su libertad.
Algunos se consuelan entre abrazos, algunos fingen que aquéllas olas no lastiman.
Su ropa envuelta entre la arena y el pasaje de vuelta que se perdió con la tormenta.
La lluvia secó mis lágrimas y arrastró una vida.
Qué más quisiera yo que encontrarlo en un papel, o en un vídeo, o en una carta.
Descubrir sus sueños en la noche que rentó, muy lejos de casa. Quizás en otro país, quizás en otro mundo.
La música me transporta a su memoria tan frágil e incógnita que habita en cada rostro,
una familia destrozada y yo aún sigo aquí, sintiendo nada, sintiendo una melancolía que no puedo reconocer.
Lloro…
quiero llorar
y me destroza que pienses así
y más que ahora me quede sin ti
me duele lo que tú vas a sufrir
pero recuerda
nadie es perfecto
y tú lo verás
"La soledad acompañada"

¿Qué será, cómo será? A decir verdad muchas veces me he sentido aún solo estando acompañada.
No puedo leer.
No puedo escribir.

En esta última semana me compré tres libros y ambos los tuve que cambiar porque no me interesaban. Luego del tercero me di cuenta que los libros no tenían nada de malo, sino era yo.Esa calma que podía encontrar introduciéndome en la lectura ahora me es difícil de hallar. Intento cuando estoy viajando en colectivo, a la tarde luego de una siesta, antes de dormir (que siempre suelo dormirme con el cansancio de mis ojos frente a la lectura). Pero no puedo.Ojeo el libro un par de veces y me digo convencida: ¡Este libro es perfecto! Lo tiene todo. ¿Cómo puede ser que no pueda seguirle?
Ahí vienen los reproches, los enojos en falso, los simulacros de ¡Si no leés te voy a obligar a sentirte mal por eso!
Pero todo es supersficial, sé en mi interior que no me encuentro en paz, no tengo esa paz que me guía a un orden natural, es ahora que lo tengo que fingir. Y con las cosas fingidas hace rato que no puedo contar.
Y me desespero. Necesito callar esta voz, necesito …
SOLA.

No sabés a quién pedirle ayuda.
SOLA.
Y justo quién se te cruza por la cabeza? a ELLA.
SOLA.
Ella te consuela de la única manera que puede pero vos tambaleás. ¿Quién protege a quién?
SOLA.
Encima te miente.
SOLA.
Y claro, ¿Qué se supone que te va a decir?, ¿Que está todo mal?
SOLA.
Y ahí viene la pregunta: ¿Por qué estás mal?
SOLA.
¿Y qué carajo le digo?
SOLA.
Sí, me pasa probablemente lo mismo que a vos y ESTOY CAGADA EN LAS PATAS.
SOLA.
¿Me ayudás?
SOLA.
- Sin respuesta -
SOLA.
Está bien, sé que a vos también te cuesta pero... no quiero cometer un error del que después haya que arrepentirse.
SOLA.
Ok, te animás a decirle.
SOLA.
Y te dice que ella también quiere hacerlo, que se está aguantando las ganas. ¡QUE NO PUEDE MÁS!
SOLA.
Entonces, de repente, sus ganas comienzan a ser tuyas y te olvidás de por qué le estabas hablando.
TE OLVIDÁS. SOLA. TE AGUANTÁS. SOLA. QUERÉS SALIR CORRIENDO. NO PODÉS. ESTÁS ENCERRADA (Y SOLA)
JAJA. JAJA. JAJA.
¿De qué mierda te reís?
No sé. Me causa gracia tu de…

Where the wild things are

Es un libro infantil creado por Maurice Sendak en 1963. En Marzo sale la versión cinematográfica del cuento.
Es muy tierno: El libro se lo puede conseguir con la editorial Alfagüara y el libro de la película ya está a la venta en las librerías. ♥
Con una increíble banda sonora dirigida por Karen O (Yeah yeah yeahs) y un gran tema de Arcade Fire - Wake up.
Próximo libro a comprar seguramente.



Inside all of us is... hope. Inside all of us is... fear. Inside all of us is... adventure. Inside all of us is a wild thing.

Dentro de todos nosotros hay... esperanza. Dentro de todos nosotros hay... miedo. Dentro de todos nosotros hay... aventuras. Dentro de todos nosotros hay un monstruo salvaje.
Nuevo libro en mis manos ♥

Glasgow 5/15 remite a una escala utilizada en medicina para medir el grado de conciencia de un paciente. En esta novela, el coma aparece como un misterio a desentrañan una joven que hace mandados en bicicleta intenta descubrir cómo fue que su hermana, restauradora de estilográficas, apareció en estado de coma luego de un accidente poco claro. Con una estructura casi de policial, Isabel de Gracia construye una historia que puede leerse en varios niveles: la relación entre hermanas, la insuficiencia de las palabras para describir la experiencia, las incomprensiones que genera la culpa, la idea de realidad pasada a través de los filtros de la percepción, la enfermedad y el transcurso del tiempo. Como telón de fondo, una ciudad sin nombre que parece construida en un juego de luces y sombras. Todo escrito en una prosa preciosamente trabajada que revela la presencia de una escritora cuya carrera valdrá la pena seguir con atención.
"Tenés que sacarte ese miedo de que la gente te va a abandonar porque la gente no huye por que sí y no te deja de querer porque sí. Es normal que las afinidades vayan cambiando volviéndose mayores o menores. Me imagino que a vos te pasa también y no por eso dejas de querer a alguien. Yo también era o soy así pero este tiempo que estuve alejada de mis amigas me di cuenta que es así como te digo. Los amigos te siguen queriendo y si se alejan es por mambo suyo. Papá no se fue porque no nos quería... se fue porque tenía que huír de algo. Quizás de sí mismo".


la tristeza se cansó de ser tristeza

Me di cuenta que extraño, tanto. Todo este tiempo intenté no pensar en ellos. Me obligué a olvidar aunque sea de una manera fictisia. No tenía que dolerme el alma durante el día mientras me preparaba para enfrentar a la monotonía. Sino todo pesaría, hasta aquéllos minutos que pasamos sin conocer la razón de su existencia.No habría podido sobrevivir este tiempo. Me tienen que entender. Quizás ya no les importe. No piensan en mí cuando la vida te da tantas oportunidades que no tenés ni un segundo para parar.Quizás optar por la mentira sea lo más políticamente correcto para estos casos. No lo sé, es la primera vez que me toca enfrentarlos y quisiera huir como una niñita despavorida que corre al nido a buscar su chupete. Que el viento me arrolle, que me distraiga, que me quite estos pensamientos, que suavice las palabras porque sino juro que no lo aguantaría. Extrañar es poco, cuando el siguiente pensamiento se remite a derribarte y gritarte: ¡LA SOLEDAD!, ¡ESTÁS SOLO!.Me duele. Aunque a …

Concursos