viernes, 15 de enero de 2010


¿Qué pensaría toda esta gente del café sobre eso de existir?
Tenían pinta de simplemente estar, como si se hubieran sentado de mentira
Hablaban y gesticulaban intensamente, pero no parecían de hablar nada importante.
De repende se acordó de Kierkegaard, que había dicho que la caracterísitca más destacada de la multitud era esa "palabrería sin compromiso".


- El mundo de Sofía -

No hay comentarios: