martes, 3 de noviembre de 2009

cada uno es un fruto madurando su muerte


If I could start again
A million miles away
I would keep myself
I would find a way


¿Por qué cuando sabemos que ciertas cosas nos HACEN MIERDA seguimos remarcándolas con el dedo índice? Así duelen más. Así las recordamos por el resto de nuestras vidas. No voy a poder regresar, ya está. Dejá de mentirte, de darte manija. Y si vuelvo, las cosas no van a ser las mismas, te vas a sentir más colgada, más sola y más parásito. ¡Ay Dios, cuánto te entiendo ahora Kafka cuando hablas en la Metamorfosis de convertirse y sentirse un bicho! Así se siente. Así de feito, así de punzante. Si hoy hubiese podido arrancarme todo lo disfuncional de mí, si tan solo estuviera impregnado en mi piel.. ¡La hubiese arrancado! [No es un pedazo de carne. Es tu cuerpo. Mi cuerpo) Pensé y escribí muchas cosas hoy. Son códigos que seguramente yo sola puedo entender pero necesito escribirlo en algún otro lugar. Quizás alguien esté sintiendo lo mismo. Con el tiempo me vuelvo más melosa, más nostálgica. Cuando camino, siento que tengo un pedazo de vidrio inscrustado en la piel; me pincha, me pincha hasta que exploto. Hasta que lo que siento se vuelve inconfundible, y todo lo que intento solo empeora las cosas. Alguna se sintieron tan pero tan mal que parecía que ni la tristeza misma alcanza? Sin embargo intento leer para ver si las mismas palabras me devuelven un poco la vida y no encuentro color:
"El mar no es más que un pozo de agua oscura;
los astros solo son barro que brilla; el amor, sueño, glándulas, locura; la noche no es azul, es amarilla. La noche no es profunda, es fría y larga"

No hay comentarios: