sábado, 31 de octubre de 2009

Yo escribo para los principiantes

Al final del día se siente un vacío.
Se siente la culpa, esa culpa que igual no te impide seguir haciendo las cosas del mismo modo.
Seguimos trazando las líneas en los mismos lugares.
Negro, rojo y azul.
Negro, rojo y azul.

No hay comentarios: