lunes, 8 de junio de 2009




Para ese entonces yo cumplía 30 años pero seguía siendo un niño.
¿Será el síndrome de Peter Pan?

No hay comentarios: