Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2009
Siento que intento pero todo vuelve a empezar.Siento que quiero pero me vuelvo extraña.A veces las palabras son agudas y puntiagudasme atan, sorprenden la vida de este viajero andante.Quiero tenerme aunque sea un rato mas,no me abandones, te lo ruego, no no no, no quiero irme yaDame la vida, por favor, compartemelaSiento que intento pero todo vuelve a empezarLa vida, querida, me ha jugado una mala partida.La vida, sin mi, no es nada. Lo juro.No es nada, no es nada.Sin mi vida la vida no es nada para mí.Quiero encontrarte, desvelarte en mis sueños.No finjas, querida, yo sé cuánto lo sientes. Pero es que a veces la vidacuesta más que una palabra.
Llevo años sintiendo un desorden interno que no se soluciona. Pasa el tiempo y realmente no se soluciona. Quisiera tener alguien al lado mío (quisiera sentirlo) que me diga que no baje los brazos, que todo va a estar bien.
Quisiera creerme, sentirme y pensarme.
No hay tiempo ni espacio y nadie nunca entenderá.
Miro hacia el frente y veo un parque. Un paisaje colorido, calmo y distinto. Hace calor cuando sale el Sol que ahora se esconde detrás de las nubes pero el vientito que atraviesa el largo del parque hasta llegar al otro extremo, hacen de mi estadía un lugar agradable.
Últimamente al clima se le dio por molestar. Alardea picante como una serpiente y caluroso como un volcán. Pero hoy simplemente parece haber hecho las paces con mis reiterados pedidos de "quiero un poco de fresco".
Mire a donde mire hay gente recostada sobre el pasto, disfrutando del lugar como yo lo hago. No sé realmente en qué estarán pensando (en las facturas pendientes a pagar, en llevar a los hijos a la casa de algún amiguito o rezando para que alguno de ellos rinda bien las materias) o quizá no piensen en nada.
No se me da muy bien eso de relajarme y poner mi mente en blanco. Ese combo para mí es como imposible. Sí puedo relajarme pero lo logro precisamente pensando.
A veces cuando estoy buena conmigo misma c…

Concursos