jueves, 22 de enero de 2009

We're going down for sure but I'm still breathing




I'm going down and I guess I liked it.




No hay nada peor como levantarse con una mala cara y no querer cambiarla hasta que los problemas se hayan al fin, resuelto.


Querer poder decir "ya es suficiente" y una parte tuya gritándote ¡No, todavía no!, ¡Todavía NO!

Entonces me encogo de hombros en la oscuridad de la habitación y me pregunto consideradas veces, si todo aquéllo que anduve viviendo fue tan solo un sueño. Me detengo. Creo que esta vez sí sucedió.
Levanto la vista ¿Podré hallar a alguien capaz de mimarme sin mimos ni caricias? Alguien que tan solo mirándome pueda encogerme con su mirada y aparcar mis miedos en su corazón que tan grande y valiente es. ¡Si tan solo existiera!, ¡Si tan solo me animara a buscarlo!

Entre una mezcla de miedo y curiosidad, me asomo por la ventana. Intento suavizar esta agonía punzante que me atraviesa el pecho hasta quitarme el habla. Todos los sonidos externos son como mosquitos para mis oídos, que alardean alrededor mío intentando apagar mi voz interna que canta y canta pero nunca se cansa. Solo que a veces me olvido de escucharla.
Me repito en lo más profundo de mi dolor, me repito con convicción creyendo creerme ese papel como si de verdad existiera y como si nunca se hubiera ido: "Por favor, no abandonés la gran búsqueda de tu vida. Por favor, no te abandonés. Por lo que más quieras.. "

Al no encontrar respuesta alguna, vuelvo a hablarme ahora alzando más alto mi voz: "No te rindas, por favor. No lo hagas"

No hay comentarios: