lunes, 26 de enero de 2009



Mentiría si dijera que ya no lo extraño del mismo modo obsesivo de antes pero aprendí a aceptar el hecho de que ya no estamos juntos y jamás, aunque nos encontremos en un futuro, volveremos a ser lo mismo. Y eso está bien por mí. Cambié mucho desde entonces...

1 comentario:

Elia dijo...

estas palabras me agradaron demaciado, besos...