Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2009

September smiles

- Me acostumbraré -Ella prometió esbozando una sonrisa y alzando sus manos-Me acostumbraré a que tengo que hacer este trabajo de por vida.
Ella entendió que hay personas que viven entre un límite del "bien y el mal" y que tienen que mantenerse en aquélla línea por el resto de sus vidas y reconocer que aquél trabajo es más doloroso que cualquier otro pero tienen que hacerlo si es que quieren crecer.
Mentiría si dijera que ya no lo extraño del mismo modo obsesivo de antes pero aprendí a aceptar el hecho de que ya no estamos juntos y jamás, aunque nos encontremos en un futuro, volveremos a ser lo mismo. Y eso está bien por mí. Cambié mucho desde entonces...

We're going down for sure but I'm still breathing

I'm going down and I guess I liked it.



No hay nada peor como levantarse con una mala cara y no querer cambiarla hasta que los problemas se hayan al fin, resuelto.

Querer poder decir "ya es suficiente" y una parte tuya gritándote ¡No, todavía no!, ¡Todavía NO!
Entonces me encogo de hombros en la oscuridad de la habitación y me pregunto consideradas veces, si todo aquéllo que anduve viviendo fue tan solo un sueño. Me detengo. Creo que esta vez sí sucedió.
Levanto la vista ¿Podré hallar a alguien capaz de mimarme sin mimos ni caricias? Alguien que tan solo mirándome pueda encogerme con su mirada y aparcar mis miedos en su corazón que tan grande y valiente es. ¡Si tan solo existiera!, ¡Si tan solo me animara a buscarlo!
Entre una mezcla de miedo y curiosidad, me asomo por la ventana. Intento suavizar esta agonía punzante que me atraviesa el pecho hasta quitarme el habla. Todos los sonidos externos son como mosquitos para mis oídos, que alardean alrededor mío intentando apagar mi …

Todo miedo esconde un deseo

Miento si digo que miedo no siento.
No es más que el viento lo que me alienta y
me empuja hacia la superficie.
¿Por qué la felicidad se vuelve tan escurridiza si de lejos parece tan simple de alcanzar?
Los medios de comunicación, las películas, las novelas siempre hablan de ella. Pero ¿Dónde está?, ¿Dónde se esconde?
Por mucho tiempo he resistido en un mundo de desilución donde en las palabras no cabían más que tristeza. Y ahora me doy cuenta que el verdadero mundo realmente está lleno de tristeza y finales tristes, y cumpleaños sin velitas o Navidades sin regalos debajo de los arbolitos; y amistades sin sostenes que se quiebran a través del silencio; y matrimonios de cristal que solo existen por costumbre.
Pero mi mundo es algo más que eso. Es esto.
Mirame (mirate) y decime con honestidad si no es suficiente. Si mi vida no es real.
A veces lo que uno esconde detrás es lo que realmente lastima. A veces nos escondemos solo para ser encontrados. Y a veces, quizás, escribo solo para ser escuchad…

Las miradas a veces me son ajenas

Se acerca. Se acerca. Respiro entre cortadamente y cierro los ojos. No sé realmente si es real lo que estoy viviendo pero lo siento tan cercano: sus palabras, su respiración y sus miradas.
¿Me está mirando a mí o simplemente apunta la vista hacia mi lado?, ¿Le interesaré o tan solo pretende divertirse?
A veces parece un espejismo. Tantas otras veces sentí lo mismo (Digo "sentí" porque siempre terminó siendo eso, un espejismo) y salí desilucionada.
Las miradas no significan nada hasta que se transforman en algo y pueden ser inocuas y a la vez, dañar bien en lo profundo.
Escarban en nuestro interior como si pretendiesen encontrar oro. "¿Oro?, ¡Si mi amor no vale más que un par de monedas!"
A su vez, solo espero que se aleje. Siento miedo, un miedo que me paraliza. Se filtra por entre mis palabras y lo que salen son débiles susurros. No me oye, dudo que alguna vez lo haga.
Pero igual lo miro con cara de desconcertada, como si la situación me fuese ajena.
"¿Me estás habl…

Los lunes a la noche siempre me molestaron.

Es tarde pero no tal como dice el dicho "tarde pero seguro"- Esta lejana tardía es peligrosa, demasiado.. yo diría. Demasiado cuando uno está ya acostumbrado al silencio, a lo cotidiano que se despliega como avionetas a lo largo de un descampado cielo ceniza.
Y me asusta. Pausa. Sí, me asusta andar por estas calles donde la oscuridad trepa por las copas de los árboles.
Creí en su momento que este camino ya no tendría que transitarlo al menos por un buen rato pero la vida da vueltas y cuando menos lo esperás, te encontrás tumbado contra el suelo sosteniendo tu cabeza por miedo a perderla.
Me asusta ese tiempo muerto que queda entre dos personas cuando luego de desternillarse de la risa evocan una pausa que normalmente es breve pero puedo asegurar con firmeza que para mí duran años y años. Me quedo en silencio, ambos lo estamos, pero por dentro me recrimino: "¿Por qué no decís algo?, ¿Por qué no soltás esa gracia que te sale natural y oportuna?"
Sí, por qué no me hice ca…

recuerdos

- A veces cuando estoy sentada en la cama de mi habitación sola y donde no se escucha más que el silencio, trato de olvidarte.
- ¿Y lo logras?
- No. Porque incluso cuando trato de olvidarte estoy pensando en ti.
- Si alguna vez lo logras, olvida mi nombre pero nunca lo que fuimos. Porque el ideal de lo que fuimos es lo que nos conserva a través del tiempo. Como en las revoluciones donde se las recuerdan pero no a los revolucionarios. Y como a los ideales: se recuerdan las ideas pero dichos nombres que hay detrás de cada una, quedan olvidados junto al correr de los años.