Ir al contenido principal
No quiero aceptar que sola no puedo seguir, que mi mundo se despedaza con los cimientos de mis sombras: soy yo mi máximo enemigo, ¿Cómo me detengo..cómo asesino a aquél monstruo que construí capaz de matarme poco a poco?
No tengo canciones para adornar mi funeral, mi último adiós fue postergado por unos días: ya no sé cuánto me queda de vida, tal vez horas, días o años. Solo sé que así ya no puedo continuar, destruyendo lo que nunca tuvo un orígen, caminando sobre mis restos.
¿Dónde quedó el poco respeto hacia mi conciencia?, Es que parece que ya no me importa volver a casa, me duele que me vean sangrar tirada sobre la vereda...sin que puedan ayudarme. Me duele que tenga que rechazar las manos que me tienden. Quise hacer las cosas a mi modo, pero sola no puedo. He fracasado, otra vez. Supongo que aún me quedan muchos errores por cometer..¡Qué ingenua fui al creer que éste sería mi último!

Comentarios

  1. hola princesaa!
    primero que nada gracias por postear en mi blog la otra vez, sorry por no pasat antes pero bueno aquí estoy
    pff así me siento ahora, sola no puedo en esta vida ya no aguanto más u.u sólo Dios sabe qué sigue
    pero en fin nena ánimo que si no lo podemos parar ps a vivir lo mejor que se pueda
    besoss

    liss

    ResponderEliminar
  2. Hola nena, ahh sbs entiedo kmo te sientes, aveces seria muy facil mandar todo a la basura, pero vamos no te rindas, ke se ke tu puedes, me gustaria yudarte y poder de verdda decirte algo e valga la pena, pero no puedo, x ke stoy igual. Cuidate mucho
    xoxo

    ResponderEliminar
  3. odio que tu forma de escribir sea igual que la mia, jajajajja!! nahhh mentira.

    Te quiero mucho Lu!! Besotes :)

    ResponderEliminar
  4. Y eso es lo que me anima a seguir, saber que todavía tengo tantos errores por cometer.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

We live in a rainbow of chaos

Entradas populares de este blog

Alejandra Pizarnik, ensayo

Ayer estuve en la radio "Industria Argentina" Hablando sobre Alejandra Pizarnik, lejos mi poetiza favorita. Les dejo a continuación el ensayo que escribí sobre ella.

Alejandra Pizarnik: Diarios
“Decir que me abandonaste sería muy injusto; pero que me abandonaron, y a veces me abandonaron terriblemente, es cierto”. Kafka

A través del recorrido por sus diarios que fueron publicados en el 2003, intentaré descubrir una faceta de la poeta, para poder entender mejor sus poemas y su modo de sufrir, que la persiguió durante toda su vida. Quiero invitar al lector, que a través de estas páginas, haga su propio descubrimiento. Claro que yo la estoy leyendo bajo mi punto de vista y mis circunstancias; cada uno desarrollará una propia versión de estos diarios. Podrán o no gustarles su trabajo pero para mí es imprescindible incluirla en estos esbozos de pensamientos puesto que Pizarnik fue una gran influencia para mí, y lo será siempre. Nunca morirá mientras la reviva, ya sea pensando en al…
Algo realmente libre tiene que poder cuestionar sus impulsos fundamentales, tiene que poder cambiarlos




/quotes Westworld

Entre mapas, viajes y tú

Que me sienta triste hasta morir no significa que tenga que volver a ti. Sí, estoy sola, la mayor parte del tiempo, sí, a veces el dolor se hace insufrible y cuando días oscuros e incomunicables se hacen presente es cuando siento ganas de estar al lado de alguien, quien sea, el primero que pase y me diga: hey, ven aquí, déjame hacerte compañía. Pero luego me lo pienso mejor, y me mantengo fiel a lo que creo, no, no quiero a cualquiera, no, no lo necesito, hay muchas maneras de estar acompañado, por ejemplo, todas las tardes me siento al menos una hora a leer, y déjenme decirles que mientras mis ojos recorren detenidamente las páginas no hay un momento donde me sienta sola. Ahora estoy viajando a Francia, leyendo a Marcel Proust, En busca del tiempo perdido. Todas las tardes tengo una cita entre París y Combray. Entre el protagonista, el señor Swann y Gilberte. Enfrente de la computadora tengo pegado un mapa de Florencia, con algunos escenarios importantes que recorrí en aquel viaje de …

Concursos