Ir al contenido principal

Una lenta enfermedad hacia la muerte


Destructora enfermedad que nos destruye por dentro, lenta pero letal al mismo tiempo desangrándose y derritiéndose con el vapor del aire.
Come nuestros restos y alimenta nuestras falsas e irreales verdades.
Esta es la cruel historia de alguien que murió sumergida de fama y gloria, creyó haber sido la princesa de porcelana que mucha gente, a coro, proclamaba su perfección. Pero bien ella sabía que su libertad no era propiedad privada de ella, sino que su mente la manipulaba y la hacía hacer cosas que dentro de lo superficial de sus palabras no alcanzaba a ver.
Luchó y luchó contra vientos y mareas, hasta lograr ser lo que ella soñó que alguna vez sería, los restos del viento, lo que la vida nos arroja y denomina como sobras. Pero ¿Por qué debemos conformamos con los restos si podemos gozar de la perfección humana? Entonces, basada en su fiel teoría siguió en busca de su felicidad, una que no se encontraba a simple vista, parecía estar envuelta en una seda transparente pero ella lograría quitarle la máscara y una vez logrado, sería solo de su propiedad y de nadie más.
Fue egoísta, no compartió sus métodos más profundos de aquélla búsqueda intensa, sus desdichas fueron eliminadas a fin de cubrir el sufrimiento que le demandó alcanzar la perfección pero una vez que ya su cuerpo se desvanecía en la nada y tenía el peso equivalente a una manzana, se arrojó del quinto piso de un edificio sosteniendo en alto su sagrada teoría.
Cuentan algunos amigos que ella estaba completamente loca, otros tan solo la veían un poco reservada pero dentro de la línea de lo normal. Y he aquí que me pregunto, ¿Qué significa ser normal?, ¿Quién dicta lo que se denomina normal y lo que es anormal? Si al fin y al cabo, todos cometemos errores y nos pasamos de la "línea roja" Será porque la vida no es estática y tan perfecta como algunos creen.
Pero todos estuvieron equivocados: esta chica era tan normal como un pájaro en agonía al clavarse la espina del rosal más hermoso a fin de no sentir más dolor, era tan anormal como el loco que confunde la realidad con los sueños que tiene durante la noche.
Siempre sostuvo que una vez alcanzado el objetivo denominado "la felicidad perfecta" uno debía retirarse del juego o podría seguir haciéndose más daño. Lo servible era lo que no se veía, lo que no se tocaba ni se presentía. Siempre fue feliz solo que minutos antes de tirarse del balcón se dio cuenta y cuando valoró aquél preciado momento supo que debía desaparecer físicamente antes de que la realidad la confundiera nuevamente, y toda aquélla magia desapareciera.
Es la esencia del miedo a perderlo todo la que nos hace abandonar nuestros proyectos, la enfermiza locura hacia lo desconocido y una vez que lo percibimos sentimos que debemos bajarnos del bote antes de que una inmensa ola nos derribe.
Lo difícil no es comenzar la búsqueda, es saber cuándo parar.

Comentarios

Superchik ha dicho que…
ahi nenaa, te re agradezco tu comentario en mi blog, me hizo mucho bien.
Si, tal cual todo loqe decis..
queremos mostrarle al mundo algo que no somos, queremos hacerle creer a todos que somos felices, que somos poderosas, cuando en realidad por dentro nos estamos cayendo a pedazos. Es doloros, es catastrofico, sin ser exajerada.
Me gusto eso que escribiste.. es muy impactante.
No te podes ni imaginar lo que me duele todo esto, el ver como tantas chicas se autodestruyen en busca de algo irreal como es la perfeccion, desbordadas por los desequilibrios mentales, es para mi, un achazo en el medio del alma. Hay muchas cosas que tambien pegan, que no podemos negar que son parte de la realidad tmb, como chicos que mueren por desnutricion, gente que muere de cancer, choques de autos fatales, insendios, robos, etc.
Pero será que como yo vivo en carne propia esto, me pega de la forma que me esta pegando..
Lloro todas las noches, rogandole a dios porfavor que pare con esto..

bueno amiga, te dejo un beso muuy grande, qe pases unas hermoas vacaciones!

disfruta.. y contas conmigo para todo si?

un besito,

flor.
Agustina Monty ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Entradas populares de este blog

Cierro mis ojos y todo está bien

Ayer empecé de nuevo teatro donde hacía el año pasado. El grupo es totalmente nuevo; tenía la esperanza de que quedara alguien de mi camada pero no. No importa, son muy copados y la pasé bien cuando pude relajarme.
Es cuestión de acostumbrarme al grupo y al teatro de nuevo. Es... hermoso.
Empecé justo donde dejé el año pasado: Tengo que hacer una re-presentación de una canción a elegir.
Cuando volví de teatro intenté dormir algo pero estaba tan exaltada que ya hice la representación y creo (creo) que puede salir algo bueno de esto.
Se va a exponer más adelante (qué nervios!!)
Tengo anotados unos puntos a seguir durante la canción pero luego lo transformaré en un cuento para que pueda subirlo al blog y que me cuenten qué les parece.
Aparte de teatro, mi fin de semana siguió su ritmo habitual.
Mañana: Taller de escritura.
Estoy contenta y espero poder conservar ambos talleres ya que me hacen bien y son realmente un motivo de vida, si se lo podría llamar así.

Are you proud of who I am?

La muerte es la negación lógica de la vida (leo por ahí ) pero ¿Qué es la vida?, ¿Realmente es la muerte una negación o algo que simplemente no podemos evitar?, ¿Qué es lo lógico, acaso no es un parámetro al igual que la normalidad?
Los domingos filosóficos y lluviosos son de lo más lindo para mí aunque termine con dolores de cabeza.

Qué es la locura

Hace poco cumplí 26 años. Todavía me cuesta creer que haya llegado a los 26. Si le hubiesen preguntado a mi yo de hace 5 años atrás les diría que el futuro está equivocado, que no llegaré. Pero yo nunca estuve loca, sólo rota y terriblemente vacía. Alguna gente creerá que intentar matarse es la locura en sí misma, en su máxima expresión, mas no comprenden ni jamás lo harán por qué razones uno podría llegar a buscar la muerte. Desafortunadamente el deseo momentáneo no condice con el deseo posterior. El deseo se encuentra en un cambio constante. Uno puede desear morir en un momento determinado de su vida, y aunque sólo vea oscuridad y angustia, las cosas se arreglan con el tiempo, de alguna manera.   Desafortunadamente algunas personas mueren con un solo intento, sin la chance real de volver a sentirse vivo y estable. Sólo basta un intento negativo y propulso a la destrucción para dejar de existir. ¿Acaso esto es la locura? Locura es existir, y vivir bajo este acuerdo de sociedad y cult…