lunes, 7 de enero de 2008

Identidad Desconocida.



Destino. Hay gente que desde los comienzos de su vida fue destinada a ser diferente. Un modelo de vida construido por alguien que predecía el futuro.
¿Qué cruzaba por tu mente perturbada al mirar a los ojos a uno como vos?, ¿Estaría sintiendo lo mismo, teniendo las mismas preguntas carentes de sólidas y concretas respuestas que te llevan nuevamente a vacilar respecto al mismo origen?
No tengo identidad propia, no soy dueña ni acreedora de un espacio y un nombre. Vivo estancada en la duda. ¿Tengo una misión o tan solo estoy viviendo un sueño? Necesito una fría mirada que me traiga a la realidad, que me de la capacidad de distinguir lo que me pertenece y lo que no.
Mi incógnita existencial se planta sobre la misma respuesta una que no tardará en reformularse: Soy un pedazo de masa inértil que deambula por la vida dejando huellas vacías porque nada de lo que obtuve fue dichoso de mi propiedad. Para gente como yo, sin identidad, es difícil llamar a algo "propio". No tenemos recuerdos de un atardecer ideal o un atormentador suceso que nos logre estremecer los pelos de la pies. Simplemente no cabe en nuestra ocupada mente, espacio para una memoria.
Tampoco necesitamos retener momentos. ¿Para qué si ninguno posee la respuesta que ansiamos saciar?
Las situaciones que uno vive son detalles insignificantes los cuales nos aproximarán al verdadero objetivo, aquél que fuimos destinados a cumplir desde un principio.
Pero siempre habrá otros como vos, escondidos en el ínter-espacio de fotografías, cartas, canciones, libros. Son como códigos que únicamente nosotros podremos leer porque en nuestra marca indeleble que nos une no existen distinciones: sabemos el final pero desconocemos el origen.
Historias sin fines que nunca llegan a fondo.
¿Alguna vez te has preguntado quiénes somos, de dónde venimos...cuál es nuestra misión en la Tierra? Yo sí, pero entre un montón de escrupulosas sorderas a favor de desfallecidos recuerdos, no tengo respuestas. Solo incógnitas. Sin embargo, no puedo dejarlo ir.
Nunca me sentí tan cerca del final... el final de mi duda. El comienzo de una nueva etapa que quizás, no tiene un acabar.

2 comentarios:

AMY dijo...

Hola espero te encuentres bien, primero que todo kiero agradecerte por el tiempo que te tomaste para leer mi blog y expresar tu opinion y a la vez me permitire citar algo que tu escribiste (espero no te moleste):

"Hay gente que desde los comienzos de su vida fue destinada a ser diferente"

Mi punto es este, yo soy una de esas personas, para mi tristeza me toco ser Ana no puedo decir que no lo elegi xq seria hacerme tonta, tal vez fueron las circunstancias en fin.
Trato de estar lo mejor posible fisica, moral, espiritual, religiosa e intelectualmente, busco la perfeccion en todas las areas de mi vida puede que algun dia lo logre puede que no. No estoy dispuesta a morir por esta enfermedad porque aun me quedan algunas neuronas que no me lo permiten. Te agradezco mucho el comment que me dejaste y por cierto me encanto tu post anterior
Espero que sigas pasando por mi blog en donde siempre tendras un espacio para expresar tus opiniones...salu2

.Empty. dijo...

Hey! muchisimas gracias por pasar por mi blog (inexorableabismo) y leer,por supuesto.
Estoy de acuerdo con vos,y si,es asi.

Con más tiempo leeré tu posteo,pero por lo que lei es interesante!
Que siga asi!