Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2008

Nunca más

"Déjalo ir, tienes que ser fuerte" Me dijo en un tono que irradiaba desesperación. Medité durante unos largos minutos y luego accedí a lo que él me estaba rogando, o al menos eso le hice creer.
Satisfecho volteó envuelto en un falso aire de triunfo y se dirigió lentamente hacia el auto arrastrando consigo una maleta llena de dolares, o palos verdes como a él le gustaba llamar.
Lo vi alejarse desde la ventana, mientras mi ira se apoderaba de todo lo racional e irracional de la situación. Me senté en el borde de la cama aún meditando en sus palabras, intentando darles una validéz sin embargo, me sentí hipócrita. No podía, no podía abandonar todo el daño que aquél hombre me había traído. Podría tomar tres largos respiros y continuar con mi vida cotidiana, cortaría los frutos ya maduros, plantaría nuevos árboles de manzanos, naranjos y limoneros, y luego cuando el reloj marcara las 8 marcharía a mi reposa a comer un pedazo miserable de carne hundiendo mi dolor en una botella de ro…

En la esquina de la monotonía.

Mi piel se vuelve fría, mi voz ronca mientras escucho por la radio la noticia estremecedora de mi muerte. Sonaban las sirenas, rondando mi edificio, haciéndolo más sombrío de lo habitual. Me paro delatada por mi inquisidora e interrogante mirada. Camino hacia la ventana y me asomo por entre las cortinas, y ahí están ellos...llorando mi cadáver en falso, luciendo en sus rostros crueles mentiras aquéllas que fueron guardadas sobre silencios hace mucho tiempo atrás.
Entonces, me reconozco desvanecida en una caja de madera, cargando flores identificadas como calas. Mi más costoso error, supongo. Mi más intenso amor. Mi más aventurada conversación. Y nuevamente fue un error haberle pedido que se quedase aquélla noche, que me abrazara una vez más. Quería ver en sus ojos lamer mi compasión, delirar con un dejo de ternura que me deseaba, aún perdido en los recuerdos.
Pero aquéllo nunca existió, él no llegó por un estancamiento en su monótono trabajo o tal vez, fue demasiado tarde. La bala corr…

Superhéroe de mi propia película

Creemos que nos pertenece un espacio en el tiempo, que somos dueños de una irreal libertad ajena.
Pasamos la vida pensando en un único objetivo, sendero, intentando hallar respuestas a preguntas que ni siquiera nos hemos formulado.
Corremos para un lado y luego hacia el otro pero nunca paramos, no nos atrevemos a mirarnos las caras porque todo lo que nos rodea puede llegar a dañarnos, no queremos saber la verdad respecto a nuestras dudas, tan solo que alguien nos confirme una dulce mentira de cristal.
Queremos mentirnos de la forma más placentera para seguir viviendo de este modo, monótono pero aún seguro.
Podemos ser héroes solo por un día para seguir recordándonos que hemos vivido una mentira, que nos lavaron el cerebro. Detrás de lo que vemos cotidianamente, hay otra realidad una pura y verdadera mentira, la más próxima al mañana y la que nos asegurará un lugar en nuestro inconciente.
Podemos caminar del mismo modo, cometer errores, tener tropezones e insensatas sonrisas y aún así senti…

Identidad Desconocida.

Destino. Hay gente que desde los comienzos de su vida fue destinada a ser diferente. Un modelo de vida construido por alguien que predecía el futuro.
¿Qué cruzaba por tu mente perturbada al mirar a los ojos a uno como vos?, ¿Estaría sintiendo lo mismo, teniendo las mismas preguntas carentes de sólidas y concretas respuestas que te llevan nuevamente a vacilar respecto al mismo origen?
No tengo identidad propia,no soy dueña ni acreedora de un espacio y un nombre. Vivo estancada en la duda. ¿Tengo una misión o tan solo estoy viviendo un sueño? Necesito una fría mirada que me traiga a la realidad, que me de la capacidad de distinguir lo que me pertenece y lo que no.
Mi incógnita existencial se planta sobre la misma respuesta una que no tardará en reformularse: Soy un pedazo de masa inértil que deambula por la vida dejando huellas vacías porque nada de lo que obtuve fue dichoso de mi propiedad. Para gente como yo, sin identidad, es difícil llamar a algo "propio". No tenemos recuerdo…
Silencios opacos que se figuran durante este trayecto. No le veo el por qué a la insoluta raíz de tus desdichas. ¿Acaso es realmente lo que anhelas...acabar con todo lo bueno y lo malo?
Nunca ha estado una clara respuesta en mi cabeza, supe desde un principio que mis errores no me derrotarían, yo sería aún que aquéllo.

Una lenta enfermedad hacia la muerte

Destructora enfermedad que nos destruye por dentro, lenta pero letal al mismo tiempo desangrándose y derritiéndose con el vapor del aire. Come nuestros restos y alimenta nuestras falsas e irreales verdades.
Esta es la cruel historia de alguien que murió sumergida de fama y gloria, creyó haber sido la princesa de porcelana que mucha gente, a coro, proclamaba su perfección. Pero bien ella sabía que su libertad no era propiedad privada de ella, sino que su mente la manipulaba y la hacía hacer cosas que dentro de lo superficial de sus palabras no alcanzaba a ver.
Luchó y luchó contra vientos y mareas, hasta lograr ser lo que ella soñó que alguna vez sería, los restos del viento, lo que la vida nos arroja y denomina como sobras. Pero ¿Por qué debemos conformamos con los restos si podemos gozar de la perfección humana? Entonces, basada en su fiel teoría siguió en busca de su felicidad, una que no se encontraba a simple vista, parecía estar envuelta en una seda transparente pero ella lograría q…